El Parlamento Europeo rechaza una normativa contra el cambio climático criticada por los Verdes

·3  min de lectura

El Parlamento Europeo rechazó el miércoles un texto clave sobre la reforma del mercado europeo del carbono, considerado insuficiente por verdes y socialdemócratas, en un voto que exigirá la renegociación de este pilar de la política de la Unión Europea (UE) sobre el cambio climático.

La UE se había propuesto adoptar con fuerza de ley una normativa para cortar drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030, pero en la votación del proyecto los Verdes y los Socialdemócratas consideraron que las metas no eran suficientemente ambiciosas.

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento había definido en el texto una meta de reducción de emisiones del 67%, pero al llegar a la plenaria el texto moderó esa ambición para un objetivo de 63%.

El texto recibió 265 votos en favor y 340 en contra, con 34 abstenciones, y fue reenviado nuevamente a examen en la Comisión de Medio Ambiente, donde los bloques políticos buscarán coincidencias para definir un nuevo acuerdo.

Este es el aspecto central de una hoja de ruta propuesta por la Comisión Europea en 2021, apoyado en 14 textos.

Uno de los pilares centrales del plan elaborado por la UE incluye un mecanismo que expande el sistema de intercambio o comercio de cuotas de emisión (conocido con la sigla ETS) para incluir a los sectores de transporte y construcción.

También contemplaba la adopción de una tasa al carbono en las fronteras.

"Es un día terrible. Es un mal día para el Parlamento Europeo. Es una vergüenza ver a la extrema derecha votar junto a los socialdemócratas y los verdes", lamentó el eurodiputado conservador Peter Liese, relator del informe que resultó rechazado en la plenaria.

Luego de conocerse el resultado del voto, los bloques políticos se trabaron en una agria discusión de recriminaciones cruzadas en el plenario por el fracaso.

En ese cuadro, los conservadores y los liberales acusaron a los socialdemócratas de haberse aliado a extremistas de derecha en el hundimiento del proyecto.

- Situación "inesperada" -

En respuesta, la líder de la bancada socialdemócrata, la española Iratxe García, acusó al mayoritario bloque conservador del Partido Popular Europeo (PPE) de diluir el plan hasta tornarlo irreconocible para conseguir el apoyo de la derecha y la ultraderecha.

"No se puede buscar el apoyo de la extrema derecha para bajar el nivel de ambición y luego quejarse de que votamos con ellos. Hay que ser coherentes", dijo García, sin esconder la irritación.

En tanto, el titular de la comisión de Medio Ambiente, el centrista Pascal Canfin, dijo que era una situación "inesperada" que los legisladores ahora tendrán que resolver.

"Sabemos qué tenemos que hacer, y lo haremos lo más rápidamente posible", dijo Canfin, en un intento de expresar algún tipo de optimismo ante la situación.

La idea, dijo Canfin, es "volver a la plenaria lo antes posible con un compromiso estable".La propuesta presentada a los eurodiputados era resultado de un entendimiento hilvanado por el PPE y el bloque de Renew (centristas y liberales).

jug-ahg/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.