AI: Decenas, si no cientos de civiles muertos en una masacre en el norte de Etiopía

Agencia EFE
·3  min de lectura

Adís Abeba, 12 nov (EFE).- Decenas de personas, "probablemente cientos de ellas", fueron apuñaladas mortalmente la noche del 9 de noviembre en la región norteña de Tigray, contra la que el Ejecutivo etíope mantiene una ofensiva militar, reveló este jueves Amnistía Internacional (AI) tras una investigación.

"Hemos confirmado la masacre de un gran número de civiles, quienes serían trabajadores que no participaban de ninguna manera en la ofensiva militar en curso", detalla Deprose Muchena, directora de AI para África del este y del sur.

El Laboratorio de Evidencia de Crisis de esta oenegé ha examinado y verificado fotografías y vídeos "de cuerpos esparcidos" y "transportados en camillas", y confirmó hoy que las imágenes eran verdaderas y recientes.

Además, a través de imágenes de satélite, pudo geolocalizar los hechos en la ciudad de Mai-Kadra, en el suroeste de Tigray, desde donde testigos relataron a AI que muchos de los cadáveres mostraban heridas "infligidas con armas afiladas como cuchillos y machetes", y que varios heridos habían sido evacuados a hospitales cercanos.

Amnistía Internacional no ha podido confirmar quién es el responsable de estas muertes, pero según varios testigos, fuerzas leales del Frente de Liberación de Tigray (TPLF) habrían atacado a la población civil después de una derrota frente a las tropas federales.

"Las autoridades etíopes deben investigar de forma inmediata, exhaustiva, imparcial y eficaz este flagrante ataque contra civiles y llevar a los responsables ante la justicia", sentenció Muchena.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, inició el pasado 4 de noviembre una campaña militar en la región norteña de Tigray tras acusar al TPLF, grupo que monopolizó el poder en Etiopía durante casi tres décadas, de haber cruzado "una línea roja" tras atacar una base militar etíope a fin de robar armas, causando "muertes".

Desde entonces, los combates se han intensificado en Tigray, donde el Gobierno etíope mantiene cortadas las comunicaciones, lo que dificulta confirmar de manera independiente el número real de muertos y heridos en este conflicto.

"Debido a la interrupción de los sistemas de comunicación es complicado saber el número total de víctimas mortales, pero el equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Ministerio de Salud han recibido y tratado a más de 200 heridos", confirmaron hoy a EFE fuentes de esta oenegé.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU se mostró a su vez preocupada ante la imposibilidad de que trabajadores humanitarios "lleven suministros vitales a la región de Tigray o evalúen las necesidades humanitarias actuales", detalló ayer en un comunicado.

Por el momento, Abiy, ganador del Premio Nobel de la Paz en 2019, se niega a seguir la vía del diálogo para resolver la crisis de Tigray, donde la situación humanitaria ya causa consternación internacional.

Más de 7.000 personas han huido solo esta semana al vecino Sudán, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), mientras que MSF advierte que antes de la escalada militar "varios cientos de miles de personas, y casi 100.000 refugiados que vivían en Tigray, ya eran dependientes de asistencia humanitaria".

(c) Agencia EFE