Parlamento electrónico, opción por la pandemia, señala especialista

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- Reformas constitucionales y a la Ley Orgánica del Congreso de la Unión abrirían la era del Parlamento Electrónico en México, es decir, los plenos de las cámaras de Diputados y Senadores podrían sesionar legalmente a distancia en casos de emergencia, como la que vive el país por la pandemia de coronavirus, señala el especialista parlamentario Miguel Ángel Méndez Mandujano.

En una investigación dada a conocer por el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado, expuso que la pandemia que tiene a las dos cámaras legislativas inactivas ofrece la oportunidad de modernizar al Congreso en los conceptos de Parlamento Electrónico y de Parlamento Abierto, que es cuando los legisladores invitan a que en foros presenten sus propuestas académicos, especialistas, representantes gremiales, en el marco de procesos de elaboración de leyes y reformas.

Miguel Ángel Méndez Mandujano expuso que las Constituciones de México y la legislación del Congreso en ninguna ocasión han establecido que sea obligatorio que las cámaras deban sesionar en su recinto. En el reporte de investigación "Las sesiones legislativas virtuales en el Congreso de la Unión: Una propuesta analítica para el debate parlamentario", el especialista reportó al IBD que, incluso, la emergencia sanitaria actual hace ver la oportunidad de modernizar al Congreso con el uso de los instrumentos de las Tecnologías de la información y la Comunicación (TIC).

Cabe señalar que las plataformas virtuales se han utilizado en el Senado para la realización de reuniones de trabajo de la mesa directiva y de la Junta de Coordinación Política el impedimento de encuentros presenciales. Legisladores han entablado diálogos con representantes de grupos de interés a quienes, en otras circunstancias, hubieran citado en la sede legislativa.

Llaman Parlamento Abierto a la realización de foros de senadores con la participación de proponentes, como ocurrió en la actual 64 Legislatura en el proceso legislativo de la Guardia Nacional. El Parlamento Electrónico "permitiría continuar, durante tiempos y condiciones definidas por la ley, con el trabajo en el Congreso de la Unión, sin poner en riesgo la salud de sus integrantes o la del personal que labora en dichos espacios".

Añadió que ello "permitiría dar seguimiento a la agenda en curso y, por supuesto, a los temas impuestos por la coyuntura". Por cierto, la Comisión Permanente que se instaló el 1 de mayo pasado, aprobó reglas para sesionar a distancia, con la participación de sus 19 diputados y 18 senadores. Sin embargo su siguiente sesión, del 6 de mayo, se canceló, con el argumento de que en el pico de contagios de Covid-19, se ponía en riesgo a quienes estarían presentes en el salón de sesiones: Tres integrantes de la mesa directiva, personal parlamentario y de apoyo y de técnicos que operarían la plataforma digital.

"Las posibilidades para la realización de Parlamento Electrónico en México ofrece una alternativa viable ante los contextos de emergencia como el actual", anotó el especialista. Planteó que "las TIC cuentan con herramientas que ayudan en la presentación, análisis, debate y proporcionan una mejor accesibilidad para que las y los integrantes de un Congreso, así como la ciudadanía, no tengan que acudir a un recinto, y pueda tener acceso a todo lo que suceda".