Parlamentarios estadounidenses visitan Taiwán en medio de tensas relaciones con China

·5  min de lectura
© Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán vía AP

Cuatro legisladores de Estados Unidos llegaron este domingo a Taiwán para realizar una gira de trabajo en medio de la crisis diplomática con China, tan solo dos semanas después de que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, visitara la isla. La delegación se reunirá con la presidenta Tsai Ing-wen, políticos y empresarios con el fin de buscar alternativas a los ejercicios militares y las sanciones de China a la “provincia independiente”.

Medios taiwaneses registraron la llegada de un avión del gobierno de Estados Unidos al aeropuerto de Taipéi, en el cual viajaban cuatro parlamentarios estadounidenses. La visita de dos días incluirá reuniones con líderes taiwaneses, según anunció el Instituto Americano en Taiwán, representante del gobierno de EE. UU. en la isla.

"La delegación se reunirá con altos cargos de Taiwán para abordar las relaciones entre Estados Unidos y Taiwán, la seguridad regional, el comercio, la inversión, las cadenas globales de suministro, la crisis climática y otros temas relevantes de interés mutuo", dijo el Instituto por medio de un comunicado.

Además de la visita a la también conocida como isla Formosa, la comitiva estadounidense planea visitar otras zonas del Indopacífico. El contexto actual en la región se vio duramente tensionado después de que el pasado 2 de agosto llegara a la isla Nancy Pelosi, algo que China vio como una muestra de apoyo de Estados Unidos a la independencia de Taiwán.

"Especialmente en un momento en que China está aumentando las tensiones en el Estrecho de Taiwán y la región con ejercicios militares, Markey está al frente de una delegación para visitar Taiwán, demostrando una vez más el firme apoyo del Congreso de Estados Unidos a Taiwán", dijo la oficina presidencial de Taiwán mediante un comunicado.

La delegación está encabezada por el senador demócrata Ed Markey de Massachusetts, quien se reunirá con la presidenta Tsai Ing-wen y otros funcionarios. De igual manera, miembros del sector privado buscan discutir intereses compartidos, como la reducción de ejercicios militares en el Estrecho de Taiwán por parte de China.

Markey representante del Subcomité de Relaciones de Asia Oriental, el Pacífico y Ciberseguridad Internacional del Senado, se reunió con el presidente de Corea del Sur Yoon Suk Yeol el domingo temprano, previo a su llegada a Taipei.

Los otros miembros de la delegación son: la representante republicana Aumua Amata Coleman y los demócratas de la Cámara John Garamendi y Alan Lowenthal.

Una visita que sigue generando incomodidad

Por su parte, Pelosi realizó su primera rueda de prensa desde su viaje a Taiwán el pasado miércoles, enfatizando que su país no permitirá que China aisle al gobierno de Taipéi. De igual manera, aseguró que el objetivo de su visita se centró en reafirmar “la fuerte relación” entre Estados Unidos y la isla independentista .

A pesar de las acciones de Pelosi, la Casa Blanca ha buscado desvincularse de la visita, subrayando que fue una decisión personal de la presidenta de la Cámara baja de ese país, además de reafirmar su apoyo al paradigma de “una sola China”, política que denomina internacionalmente a Hong Kong, Macao y Taiwán como “provincias rebeldes”.

China respondió a la visita de Pelosi con amenazantes ejercicios militares, enviando misiles, buques de guerra y aviones de combate para mostrar su descontento, incluso días después de que la funcionaria estadounidense abandonara la isla.

El Ministerio de Defensa de Taiwán aseguró que aviones chinos han seguido cruzando diariamente el Estrecho de Taiwán, incluso después del anuncio de la conclusión de los ejercicios militares el pasado miércoles.

Previo a la llegada de la delegación estadounidense, el Ministerio taiwanés reportó 44 aviones militares chinos y seis barcos navales sobre territorio taiwanes sobre las 5 de la tarde (hora local).

Diferentes medidas para evitar la independencia definitiva de Taiwán

El gobierno de Beijing se opone rotundamente a que la isla, que se encuentra a aproximadamente 130 kilómetros de distancia del continente, tenga contacto y relaciones con gobiernos extranjeros, como sucedió con el acercamiento de una líder de alto rango como Pelosi.

Con la visita de la funcionaria, el gobierno de Xi Jinping bloqueó las importaciones de cítricos, pescado y otros alimentos a Taiwán, aunque no ha interrumpido una de las relaciones tecnológicas y manufactureras más importantes del mundo. Todos estos son los temas que buscan ser tratados en la visita de los legisladores.

Kurt Campbell, asistente adjunto del presidente Joe Biden, aseguró la semana pasada que China había utilizado la visita de Pelosi como pretexto para presionar a Taiwán, poniendo en peligro la paz y estabilidad de la región.

“China ha reaccionado de forma exagerada y sus acciones continúan siendo provocativas, desestabilizadoras y sin precedentes”, dijo el alto funcionario de la Casa Blanca encargado de la política de Asia.

Igualmente expresó que la visita “ha buscado ignorar la línea central entre la República Popular China y Taiwán, que ha sido respetada por ambas partes durante más de 60 años como una característica estabilizadora”.

China acusa a Estados Unidos de apoyar a las fuerzas independentistas en Taiwán con la venta de equipos militares a la isla y de comprometer a sus funcionarios para desarrollar estrategias que permitan el establecimiento de una nueva nación.

El Partido Comunista de China, el cual gobierna el país, ha asegurado que está a favor que Taiwán se una a ellos pacíficamente, pero que “en caso de ser necesario, no descarta el uso de la fuerza''.

La isla de Formosa se separó de China continental en 1949 durante una guerra civil en la que los comunistas tomaron el control del territorio, creando la República Popular de China. Los líderes del gobierno anterior huyeron a Taiwán y desde entonces, de facto, la isla ha tenido instituciones de gobierno propias.

Estados Unidos ha dicho que enviaría buques de guerra y aviones a través del Estrecho de Taiwán durante las próximas semanas y asegura estar desarrollando una hoja de ruta para las conversaciones comerciales con Taiwán, las cuales se espera sean anunciadas en los próximos días.

Con AP, EFE y Reuters