Parker fustiga 'escandalosa' decisión sobre duelo de Fulham

·2  min de lectura
El técnico de Fulham Scott Parker observa a sus jugadores previo al partido contra Newcastle por la Liga Premier inglesa, el sábado 19 de diciembre de 2020. (Stu Forster/Pool vía AP)

LONDRES (AP) — El técnico de Fulham Scott Parker fustigó el martes a la Liga Premier por reprogramar el partido de su equipo contra Tottenham con apenas dos días de aviso, tildando de “escandalosa” la decisión.

Tottenham tenía previsto enfrentar al Aston Villa el miércoles, pero el compromiso fue pospuesto el lunes a pedido del Villa debido a que 10 de sus jugadores dieron positivo por el coronavirus la semana pasada.

La Liga Premier anunció simultáneamente que Tottenham se medirá contra Fulham esa misma noche. El partido había sido programado inicialmente para el 30 de diciembre, pero fue pospuesto por un brote de COVID-19 en las filas de Fulham.

Parker indicó que la posibilidad de que su equipo, antepenúltimo en la liga inglesa, podría acabar enfrentando a Tottenham el miércoles se había tanteado durante el fin de semana, pero que no supieron la decisión final hasta la mañana del lunes.

“No soy alguien que normalmente sale a quejarse o reclamar porque entiendo esta difícil situación y esto es lo que hay, pero lo que nos han hecho (es injusto)", dijo Parker.

“El confirmar un partido de la Liga Premier — esta es la Liga Premier, una de las mejores ligas del mundo, una de las mejores ligas del mundo — a las 9.30 de la mañana del lunes es algo escandaloso, siendo franco con ustedes. La queja no es por el calendario. El calendario está bien. Acepto que hay que jugar. Pero es el momento del aviso", sostuvo.

Fulham jugó contra Queens Park Rangers en la Copa FA el sábado — duelo que se definió tras una prórroga, con Fulham imponiéndose 2-0. Parker señaló que su alineación para ese partido pudo haber sido otra de haberse confirmado el duelo contra Tottenham. Añadió que también hubiera modificado la carga de trabajo en el entrenamiento.

“Pusimos a trabajar a nuestros jugadores el fin de semana, pensando que tendría seis o siete días hasta el próximo partido y eso cambió súbitamente el lunes", dijo Parker. “Es una locura”.