Paris Saint-Germain - Manchester City, por la Champions League: el equipo inglés dio vuelta la ida de la semifinal y va con ventaja a Inglaterra

·4  min de lectura
Manchester City festeja. El equipo de Pep Guardiola se quedó con el duelo de ida de una de las semifinales de la Champions League jugado en París
ANNE-CHRISTINE POUJOULAT

Con una ráfaga de goles en el segundo tiempo, Manchester City se hizo fuerte en Francia y derrotó a PSG por 2 a 1, en el duelo de ida de la semifinal de la Champions League. Con este triunfo los de Guardiola se llevan una ventaja muy importante de cara al desquite que se disputará en Inglaterra la próxima semana. En el equipo dirigido por Mauricio Pochettino, Ángel Di María y Leandro Paredes fueron titulares, mientras que Mauro Icardi estuvo entre los suplentes, pero no tuvo acción. Sergio Agüero formó parte de los sustitutos de Manchester City y no jugó.

En la primera parte, Marquinhos adelantaba el marcador para los franceses, luego de un gran rendimiento futbolístico en esa etapa. En el segundo tiempo, en tan sólo siete minutos, Manchester City dio vuelta el partido gracias a los goles de Kevin De Bruyne, con algo de responsabilidad de Navas, y de Riyad Mahrez, de tiro libre. El equipo inglés, cambió la cara en los segundos 45 minutos y por eso pudo quedarse con el enorme triunfo.

El primer acercamiento claro del partido fue de PSG y por parte de Neymar. Pero el equipo de Pochettino se fue adueñando de la pelota un poco más que su rival y de ese modo conquistó la apertura del marcador. Un córner desde la derecha lanzado por Di María fue al primer palo. Quien le ganó arriba a todos fue Marquinhos que, de cabeza, descolocó a Ederson y puso el 1 a 0 en 14 minutos.

El 1 a 0 para PSG

Luego del gol, PSG se vio fortalecido y se transformó en el protagonista del partido. Además, se hizo fuerte con la pelota parada a través de dos tiros de esquina en los que casi convierte el segundo tanto. Todo lo contrario sucedió en el equipo de Guardiola. No encontró el rumbo del juego y es dominado por su rival.

A pesar de que no estaba jugando bien, el equipo de Guardiola tuvo sus opciones de gol, aunque ambas llegaron por errores del local. En la primera, Keylor erró en el pase hacia uno de los laterales. Phil Foden aprovechó y envió un centro para Riyad Mahrez que cabeceó, pero Leandro Paredes salvó con una pirueta en el área chica.

La otra, una gran presión en la salida defensiva de PSG hizo que el City recupere la pelota. Foden quedó mano a mano con Navas que tapó muy bien el remate de zurda. De todos modos, al término de la primera etapa, PSG se mostró claramente superior a Manchester City desde lo futbolístico.

PSG recibe a City en la ida de una de las semifinales de la Champions League
Thibault Camus


PSG recibe a City en la ida de una de las semifinales de la Champions League (Thibault Camus/)

En el segundo tiempo, el equipo de Guardiola se vio obligado a cambiar la cara. Aunque con menos profundidad tomó el control de la posesión de la pelota. PSG lo esperó y apostó al contraataque e incluso tuvo una gran chance de gol que comenzó con una genialidad de Neymar. El brasileño tiró un taco en una salida defensiva y luego de una gran escapada de Di María, Mbappé no encontró a nadie en el área luego de un centro por lo bajo.

De tanto insistir en campo rival, el City se encontró con el empate, pero de manera insólita. Kevin De Bruyne recibió afuera del área, envió un centro que se fue cerrando y que no encontró la cabeza de ningún compañero. El efecto de la pelota le jugó una mala pasada a Keylor Navas y el balón ingresó por el segundo palo para poner el 1 a 1 en 19 minutos.

El empate de Manchester City

El protagonismo del equipo de Guardiola en el segundo tiempo quedó plasmado en el juego y también en el resultado. Un tiro libre desde una buena posición para rematar al arco fue aprovechado por Riyad Mahrez. El volante del City remató al arco y, con algo de colaboración de la barrera, el visitante pudo dar vuelta el partido a los 25 de la segunda parte.

El tanto del City para dar vuelta el partido

Además de los dos tantos recibidos, otra mala noticia llegó a PSG. Idrissa Gueye le entró duro a Gundogan y se fue expulsado por lo que el equipo de Pochettino se quedó con un hombre menos. A raíz de esto, el entrenador debió realizar variantes defensivas para poder aguantar el fondo y quien tuvo que dejar el campo fue Ángel Di María. El argentino tuvo una gran producción individual en el partido.