Pareja de lesbianas reunida por un tribunal indio dice que se enfrenta a “chantaje emocional” de sus familias

·2  min de lectura

Una joven pareja de lesbianas del sur de la India que ganó una batalla legal para vivir juntas declaró que su terrible experiencia estaba lejos de terminar porque todavía temían el “chantaje emocional” de sus familias.

Adhila Nassrin, de 22 años, presentó una denuncia policial después de que su pareja, Fathima Noora, de 23, fuera presuntamente secuestrada por sus familiares la semana pasada.

También presentó una declaración para solicitar la intervención del tribunal superior del estado de Kerala para reunirse con su pareja, ya que afirmó que la familia las mantuvo alejadas a la fuerza.

El tribunal dictaminó el lunes que Nassrin y Noora eran libres de vivir juntas. La joven pareja, sin embargo, todavía teme que sus familias no las dejen seguir con sus vidas.

“Los padres de Noora le dijeron al tribunal que tenemos su permiso para vivir juntas. Pero después de eso, su familia nos siguió y ha estado llorando y chantajeándonos emocionalmente”, le comentó Nassrin al medio de noticias en línea The Quint. “Dicen todo tipo de cosas para afectarnos emocionalmente”.

La joven pareja dijo que aunque estaban contentas con el apoyo de la corte y el público, temían que todavía no estuvieran libres dada la respuesta de la familia de Noora.

Cuando Noora estaba con sus padres, tuvo que sufrir abuso mental y la obligaron a pasar por una “terapia de conversión”, afirmó Nassrin.

“Trataron de darle consejería religiosa todos estos días. Intentaron que ella también aceptara la terapia de conversión, pero resistió todo eso y al final la recuperé”, le aclaró Nassrin al medio de comunicación indio local Onmanorama.

Nassrin y Noora se enamoraron cuando estudiaban en Arabia Saudita y dijeron que el proceso de salir del clóset no fue fácil para ellas.

“Nos sentimos sofocadas todos estos años en nuestros hogares”, le expresó Noora al medio. Pero la pareja dice que su relación fue la razón por la que decidieron dar un paso adelante.

“El amor y los buenos sentimientos que tenemos con la compañía de la otra es lo que más nos inspiró”, añadió.

La pareja ahora vive en un refugio para personas LGBTQ + y otras comunidades marginadas en el distrito Kozhikode del norte de Kerala, pero dijeron que estaban felices juntas y listas para tal lucha.

India despenalizó el sexo homosexual en 2018. Sin embargo, las minorías de género aún enfrentan hostilidad y no se les permite casarse, o se les ofrecen derechos limitados, como uniones civiles o ser parejas en lo doméstico.

Varios casos de familias que intentan separar por la fuerza a parejas del mismo sexo han llegado a los tribunales. Las familias a menudo recurren al abuso a pesar de los edictos legales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.