Pareja desata polémica por negarse a cambiar de asiento en avión con una niña que tiene “miedo” a volar

·3  min de lectura

Una pareja generó el debate tras revelar que no cambiarían los asientos del avión con un niño, que tenía “miedo” a volar y se sentaba en una fila diferente a la de su madre.

En un post reciente en el sitio de debate Mumsnet, una persona que responde al nombre de usuario @wearejustfriends escribió: “¿Pedir a alguien que cambie de asiento en un avión? AIBU [¿Estoy siendo poco razonable]?”.

Explicó que había viajado a Gran Canaria con su novio y se aseguró de que sus asientos en el avión estuvieran uno al lado del otro.

“Había reservado mis asientos y los de [mi] novio cuando hicimos la reservación y pagué ₤22 [US$28] por ambos”, escribió. “Yo tenía la ventanilla y él el del medio”.

Recordó cómo una mujer se sentó al final de su fila, mientras que su hija estaba delante de ellos. Sin embargo, la mujer quería estar al lado de su hija, así que le pidió al novio que se moviera, a lo que él no accedió.

“Ella preguntó [si] podían tener nuestros dos asientos y nosotros [tendríamos] el de ella/hija o mi novio se cambiaría con su hija”, continuó @wearejustfriends. “Le dije educadamente que no, lo que no le hizo ninguna gracia”.

Según la autora del post, la madre le dijo: “¿Qué diferencia hay[?] Ustedes son adultos, mi hija tiene miedo a volar y es menor de edad”.

Sin embargo, eso no hizo cambiar de opinión a la pareja, que optó por mantener sus asientos.

“¿Me equivoqué? Seguro que si estaba tan molesta, podría haber pagado como nosotros”, concluía el post.

En los comentarios, la usuaria de Musmnet señaló cómo “pagó un extra” para poder sentarse junto a su novio, ya que se pone “nerviosa” en los vuelos.

“Pagamos especialmente un extra para estar [sentados] juntos”, escribió. “No quería preocuparme por no estar sentada con mi novio, ya que también me pongo un poco nerviosa al despegar. Estoy bien una vez que estoy arriba, pero es la parte del despegue”.

Hasta el 19 de abril, el post tenía más de 500 respuestas, y muchos lectores en los comentarios señalaron que la pareja no estaba siendo irracional por negar la petición de la madre.

“Ella debería haber pagado para reservar asientos juntos lo mismo que tú”, escribió uno.

“Debería haber reservado asientos sabiendo que su hija necesitaba un asiento determinado”, escribió otro. “Me viene a la mente la idea de ser una aprovechada. Odio esto, que la gente espere que renuncies a los asientos que has pagado”.

Otros comentaristas escribieron que suelen tener en cuenta la asignación de asientos antes de subir a sus vuelos, ya que también tienen familiares que no se sienten cómodos volando.

“Bueno. Tengo un hijo al que le da miedo volar y por eso habría pagado para asegurarme de tener los asientos que necesitaba”, escribió uno. “A menos que ocurra algo más, como una emergencia de última hora que requiera un viaje repentino e inesperado”.

Por otro lado, muchos lectores de Mumsnet opinaron que tanto la madre como la pareja no estaban equivocados en esta situación.

“Ella no fue irrazonable al pedirlo y tú no fuiste irrazonable al decir que no”, escribió uno, mientras que otro comentario decía: “Yo me hubiera movido por ella, pero eso no significa que nadie más tenga que hacerlo”.

“Yo me hubiera movido”, comentó una persona. “¡Qué vuelo tan incómodo! Sin embargo, no fuiste totalmente irrazonable y ella fue grosera al presionarte. Como dices, pagaste para sentarse juntos. Pero yo me habría movido por la hija, no por su maleducada madre”.

The Independent se puso en contacto con @wearejustfriends para pedirle un comentario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.