Una pareja apunta con sus armas a manifestantes durante protestas en San Louis, EU

Newsweek México

La policía investiga la confrontación entre una pareja de personas blancas que durante la protesta de este domingo en San Luis, en Missouri, EU, apuntó a los manifestantes con armas cuando pasaban por su residencia. 

Los manifestantes pedían la renuncia de la alcaldesa, Lyda Krewson,  cuando entraron a el vecindario privado de San Louis del Central West End, gritando consignas como “llevara a sus policías con usted”, cuando una mujer con un arma corta y un hombre con lo que parece ser un rifle semiautomático salieron de su residencia de cinco pisos y apuntaron a los manifestantes, de acuerdo con el reporte de ABC New.

En los videos de redes sociales se escucha a la pareja gritar a los manifestantes que se encuentran en propiedad privada.

 

La policía, que calificó a la pareja como víctimas, dijo a la ABC News que investiga la confrontación como un caso de intrusión/asalto.

Este lunes, la pareja identificada como Mark McCloskey, de 63 años, y Patricia McCloskey, de 61 años, emitió un comunicado donde aseguran que los manifestantes pacíficos no fueron objeto de desprecio o desdén, además señalan que apoyan el movimiento Black Lives Matter.

 

“Por el contrario, esperaban y apoyaban el mensaje de los manifestantes. Las acciones de violencia, destrucción de bienes y actos de agresión amenazadora por parte de unos pocos individuos que se mezclaban con los manifestantes pacíficos, dieron lugar a temor y temor inminente y grave”, dice el documento citado por el medio estadounidense.

Además lee: Repunta la venta de armas en EU en medio de la pandemia y las protestas

Añadieron que sus acciones se basaron en el miedo y no están relacionados con la raza, “de hecho, los agitadores responsables de la inquietud eran blancos”, dice el documento.

Las protestas tuvieron origen en respuesta a que la semana pasada, la alcaldesa Krewson, leyó en voz alta los nombres y direcciones de los manifestantes que enviaron sus peticiones pidiendo a la ciudad que destituyeran al departamento de policía.