Pareciera que no buscan ahorros, sino control del INE: Córdova

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), insistió en que no hay condiciones para una reforma electoral, tras considerar que no hay claridad en lo que se busca con las iniciativas presentadas, ya que éstas parecieran que no buscan ahorros, sino la subordinación y el control político.

En su ponencia dictada en Zacatecas por el festejo del 22 aniversario del Instituto Electoral del Estado de Zacatecas, mencionó que a un año del arranque de esta legislatura federal se han presentado más de 120 iniciativas con reformas electorales, sin embargo, refirió que algunas son preocupantes y confusas porque plantean la austeridad, pero sin decir cómo lograrlo.

Incluso, mencionó que hay una iniciativa que plantea desaparecer a los órganos electorales estatales y que en sustitución los consejos federales se vuelvan permanentes, pero si esta propuesta se aprobara "no tendría ningún ahorro, al contrario, eso en carecería mucho más".

Asimismo, comentó que en un primer estimado que se realizó, si esta reforma prosperara, se incrementaría el costo operativo electoral del INE en casi 4 mil millones de pesos, ya que eso es lo que cuesta todo el sistema operativo de las OPLES.

Lorenzo Córdova enfatizó que quien piense que el INE con su diseño actual puede suplir a los órganos electorales locales, simplemente desconoce cómo opera y se estructura este órgano federal, porque no tienen consejos distritales locales ni municipales.

"Entonces, ¿dónde está el ahorro? A mí se me hace que lo que se quiere es reinventar el sistema electoral con una serie de mecanismos que implicarían la subordinación, la captura política, yendo a contracorriente de toda esa lucha y evolución democratizadora que han ido avanzando y construyendo en las últimas décadas", agregó.

También señaló que en otra iniciativa se plantea que los consejeros duren menos tiempo en los cargos y que ahora sean designados por la Cámara de Diputados.

"Que sean por designación política. Y estos son los consejos que nombran a los consejeros distritales y que nombran a los funcionarios de casilla, que son los que deciden dónde se ponen las casillas y dónde se hacen los cómputos de las elecciones. Se me hace que no se busca ahorro, sino control político, perdón, eh, pero la burra no era arisca", acusó.

El consejero del INE aclaró que las elecciones no son un problema, ya que cada una han dado certeza, credibilidad y confianza a lo largo de 40 años, ya que con las reformas de 2014 se ha logrado estandarizar y homologar las reglas y procedimientos en contiendas, elecciones locales y federales, al grado, que "la democracia en México en un lustro se ha convertido en un referente internacional".

Ante esto, reprochó que "hay algunos aspirantes a intelectuales orgánicos" que han tratado de vender la idea de que antes del 1 de julio de 2018 no había democracia, pero aseguró que asumir esa visión es faltar al respeto a la evolución histórica.

"La historia es maestra del pasado en el presente. Y que es indispensable para orientar la dirección en el futuro", por tanto, "si no entendemos de dónde venimos, como para poder evaluar en dónde estamos y qué nos falta para por recorrer en la clave del fortalecimiento de la consolidación democrática, corremos el riesgo de equivocarnos", aseguró.

Además, remarcó que la democracia no nació el 1 de julio ni 2018 es el origen en términos democráticos, sino una consecuencia de una evolución democrática que -dijo- hemos apostado como sociedad y que no es patrimonio de una persona ni de un partido, ni de una ideología, sino una construcción colectiva y que debemos defender.