Nada más de pararse en la caja de bateo, Jorge Soler impresiona, para eso lo buscamos en el invierno

·3  min de lectura
BEN MARGOT/AP

Jorge Soler dice que no le importa el puesto en la alineación. El slugger cubano sabe que al final todo lo bueno o malo de su producción ofensiva dependerá de sus esfuerzos y ajustes, pero lo cierto es que en la última semana y después de ser bajado del primer puesto en la tanda, su aporte con el madero se contempla de una manera diferente.

De alguna manera, Soler nunca pudo encontrar su ritmo en lo más alto y su promedio ofensivo se mantuvo alrededor de .150 con un OPS de .511 en sus 10 primeros juegos, algo que no se tradujo en la mejor manera posible para el resto de los hombres que venían detrás de él.

“Creo que en la última semana he sido más selectivo con todos los lanzamientos que he visto’‘, comentó Soler. “He sido más paciente y no me he ido tanto detrás de los envíos fuera de la zona de strike. El juego te va diciendo por qué no tienes resultados. No estaba atacando bien los pitcheos. Vi los videos y me dije que debía atacar temprano’‘.

Antes de comenzar el encuentro del sábado contra Seattle, Soler se había embasado de manera segura en siete de sus últimos ocho juegos desde que fue movido del puesto de primer bate al tercero en la alineación, creando otra dinámica muy diferente a la del principio.

Cuatro de sus siete hits en ese lapso se han sido extrabases, con tres dobles y el kilométrico cuadrangular del viernes en la noche, además de mejorar su slugging a .753 y dotar al grupo de ataque de una nueva perspectiva que no solo puede resumirse en los números.

“Jorge se para ahí en la caja de bateo y ya de verlo es impresionante’‘, explicó el torpedero y capitán del equipo, Miguel Rojas. “Se para en la caja, levanta el bate y obliga a los lanzadores a lanzarle de cierta manera y eso se refleja luego en los otros muchachos de la alineación. Para eso lo buscamos en el invierno’‘.

Históricamente, Soler es un hombre que suele comenzar lento con el madero las temporadas, al punto que en los meses de marzo y abril conecta de por vida para .228, pero luego suele mejorar a medida de que avanza la cantidad de juegos, como bien demostró en la Serie Mundial del 2021, donde ganó el premio de Jugador Más Valioso.

Quizá ya está comenzando a calentarse, algo que pudiera ser reforzado por el hecho de que le está pegando más fuerte a la pelota al poner seis bolas en juego en este tramo de ocho partidos con velocidades de salida superiores a las 100 millas por hora, incluidas tres que eclipsaron las 110.

Y así como Soler se está consolidando, lo mismo puede decirse en general de los Marlins, que iniciaron el sábado con una racha ganadora de seis juegos, algo que jamás imaginaron en la la temporada pasada, pero que dice mucho de esta nueva versión del 2022.

“Siempre supe que esta era un grupo con mucho talento’‘, agregó Soler. “Muchos no nos dan crédito...pero tenemos muy buen equipo. Creo que podemos dar mucha pelea’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.