Paramilitares mantienen hostigamiento en Aldama

·2  min de lectura

CHIVIT, Chis., noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de reporteros que llegó hasta la comunidad Chivit, en el municipio de Aldama, pudo constar el hostigamiento armado que ejecutan bandas de corte paramilitar desde varios puntos ubicados en Chenalhó, en un intento por reclamar como suyas 60 hectáreas.

Este jueves por segundo día consecutivo, los grupos armados que operan desde Chenalhó continuaron con su hostigamiento en contra de habitantes de Aldama, con disparos de armas de fuego de grueso calibre, aunque en algunas ocasiones se escuchan estallidos como granadas que lanzan hacia el territorio en disputa.

El grupo de reporteros llegó hacia las 11:00 horas hasta la comunidad Chivit, habitado por 60 familias que han vivido en medio de un tiroteo constante de parte de los hombres armados que se parapetan desde los puntos conocidos como Chuchté I y Chuchté II.

Pero cuando se acercaron hacia el territorio en disputa, un habitante del lugar identificado como Antonio mostró los lugares donde los armados atacan de noche y día a los habitantes de comunidades y la cabecera municipal de Aldama.

Cuando Antonio explicaba el punto desde donde provienen los balazos, inició un tiroteo que obligó a los reporteros de Proceso, Isaín Mandujano; Ángeles Mariscal, de Chiapas Paralelo; Mitzy Fuentes, de EFE; Samuel Revueltas, de Alerta Chiapas; y Alejandra Chávez, a tirarse hacia el pie del cerro para protegerse.

Al momento que inicia el tiroteo y las balas pasan por encima de las cabezas de los reporteros, Antonio deja de hablar y se resguarda en un cafetal.

Un mayol (policía tradicional) y otras autoridades comunitarias que están protegidos al pie de un cerro observan lo que sucede y parecen no inmutarse ante el peligro. A unos 100 metros, frente a la casa ejidal, dos niños juegan frente a una obra en construcción.

Desde ahí se apreciaba un punto boscoso en la montaña, pero los lugareños aseguran que los agresores cuentan con binoculares para observar quiénes están cerca de las 60 hectáreas, para dispararles con las armas.

Antonio da a conocer que el miércoles fue el día con mayor hostigamiento de los grupos armados en contra de los habitantes de las comunidades de Chivit, lo que obligó que varios cientos de habitantes dejaran sus hogares.

El miércoles a las 13:56 horas, un carro que se dirigía hacia una comunidad ubicada cerca a las 60 hectáreas en disputa fue baleado por los tzotziles de Chenalhó, pero no hubo víctimas.

Cuando los reporteros abandonaron Chiivit, hacia las 14:00 horas, continuaban los disparos desde el lado de Chenalhó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.