Paraguayo Peña denuncia "duras" exigencias ambientales de UE a Mercosur

·3  min de lectura
El presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, fue recibido por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (izq), en Brasilia el 16 de mayo de 2023.
El presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, fue recibido por el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (izq), en Brasilia el 16 de mayo de 2023.

El presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, se alineó este martes en Brasilia con la posición brasileña al denunciar las "muy duras" exigencias de la Unión Europea al Mercosur, pero expresó su optimismo para que ambos bloques ratifiquen su acuerdo comercial de 2019.

"Estamos a favor de ese acuerdo" entre la UE y el Mercosur, integrado también por Argentina, Brasil y Uruguay, dijo Peña, que se impuso en las presidenciales de su país hace 15 días.

Pero "también compartimos la posición de Brasil de que algunas restricciones, principalmente en términos ambientales, son muy duras para una región del mundo que necesita desarrollarse", dijo a periodistas en el palacio presidencial de Planalto tras reunirse con el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Para Peña, que dijo "pensar positivamente" sobre las negociaciones, los países del Mercosur tienen que ser "cuidadosos con el medio ambiente" pero al mismo tiempo deben encarar su desarrollo en función de sus propios intereses.

En sus redes oficiales, Lula destacó una "excelente conversación" con Peña y agradeció la invitación a su toma de posesión, el 15 de agosto. Además remarcó la intención de los dos países vecinos de fortalecer los lazos bilaterales.

Los líderes también conversaron sobre el tratado de la represa binacional de Itaipú, que será revisado este año, y las iniciativas de integración regional.

"Soy una persona que va a apoyar el proceso de integración en todos sus ámbitos, llámese Unasur, Prosur, Celac, por supuesto Mercosur", afirmó el mandatario electo paraguayo.

Lula, que devolvió a su país a la Unasur tras cuatro años de ausencia por decisión del expresidente Jair Bolsonaro, invitó a los mandatarios suramericanos a un "retiro" en Brasilia el 30 de mayo para reactivar la integración.

La Unasur, fundada hace tres lustros bajo influencia de administraciones de izquierda, prácticamente se desintegró entre las discrepancias sobre la crisis venezolana. En 2019, gobiernos de corte conservador crearon el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) buscando reemplazarla.

- Diputados europeos -

La UE y el Mercosur cerraron un acuerdo comercial en 2019, tras más de 20 años de complejas negociaciones, pero este no fue ratificado debido entre otras cosas a la preocupación en Europa por la política medioambiental de Bolsonaro.

El tono ha cambiado favorablemente tras la vuelta al poder en enero del izquierdista Lula, que prometió combatir la deforestación, aunque nuevas condiciones presentadas por la Unión Europea sobre cuestiones ambientales han creado crispaciones.

El canciller brasileño, Mauro Viera, criticó la visión "muy proteccionista" de la UE y sus metas ambientales "extremamente" duras, durante una audiencia en el Senado de su país la semana pasada.

Los agricultores europeos temen que entren en el mercado más productos agrícolas sudamericanos, con normas de producción menos estrictas, según alegan.

Por ejemplo, a diferencia de la UE, Brasil no ha prohibido los antibióticos promotores del crecimiento en las raciones animales.

Los países del Mercosur preparan una contrapropuesta, aunque aún no han definido una fecha para presentarla.

Los desafíos para cerrar el acuerdo UE-Mercosur figuran en la agenda de una delegación de miembros de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento europeo que visita Brasilia y Sao Paulo esta semana.

Los legisladores se reunieron este martes con el vicepresidente, Geraldo Alckmin, y la ministra de Medioambiente, Marina Silva. Las reuniones fueron cerradas a la prensa.

rsr/app/mel/ag