Paraguay y Uruguay desconocieron al gobierno de Venezuela; Maduro los retó a debatir sobre democracia

·4  min de lectura

Los presidente de Paraguay y Uruguay cuestionaron la legitimidad democrática del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, durante la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se realiza en Ciudad de México.

El mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, advirtió que su gobierno no ha cambiado de postura respecto a Venezuela, con la que rompió relaciones tras reconocer a Guaidó cuando se autoproclamó presidente en 2019.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de mi gobierno y creo es de caballeros decirlo de frente”, sostuvo en su intervención.

Por su parte, el presidente uruguayo, Luis Lacalle, afirmó que participar en la cumbre de la Celac no significaba ser “complaciente” con países donde “no hay una democracia plena (…), se utiliza el aparato represor para acallar las protestas, cuando se encarcelan opositores”.

Con “voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, subrayó Lacalle ante sus colegas sobre denuncias de violaciones de los derechos humanos en esos países.

Al tomar la palabra, Nicolás Maduro retó a sus homólogos a debatir sobre democracia.

“Le digo al presidente de Paraguay: ¡ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre la democracia en Paraguay, en Venezuela y América Latina! (…). ¡Ponga usted, presidente Lacalle (de Uruguay), la fecha y el lugar!”, expresó Maduro en su discurso ante la plenaria de la Celac.

Maduro también invitó a los países de la región a ser testigos de los comicios municipales que se realizarán el 21 de noviembre próximo, en los que la oposición participará luego de tres años de boicot electoral.

“¡Vayan! (…), vean al dictador Maduro cómo convoca a la elección número 29 (…), toda la oposición se ha inscrito. Bienvenidos y que gane quien tenga que ganar”, remarcó el líder socialista.

Colombia se une al rechazo

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Colombia rechazó en un comunicado la participación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la cumbre de la Celac.

“El régimen de Nicolás Maduro se ha apartado de los principios democráticos, el respeto de las libertades ciudadanas y observancia de los derechos humanos a sus ciudadanos, desconociendo además, la grave crisis humanitaria en la que se encuentra el pueblo venezolano”, señala.

“La región no puede tolerar la existencia de regímenes autocráticos en territorios vecinos que pueden llegar incluso a amenazar la soberanía territorial, por su connivencia con la corrupción, el narcotráfico y el crimen organizado”, apunta.

Venezuela volvió a ser de este modo el punto de choque entre países de la región, que se dividen entre el reconocimiento a Maduro o al opositor Juan Guaidó como gobernante encargado de la otrora potencia petrolera.

Guaidó es reconocido como presidente interino por medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos, aunque Maduro mantiene el control territorial e institucional con apoyo de los militares, Cuba, Rusia y China.

Durante el pleno de la Celac, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, salió en defensa de Maduro y condenó una vez más las sanciones económicas de Estados Unidos contra Caracas y La Habana.

Difieren sobre la OEA

El presidente de Paraguay consideró que tanto la Celac, como la Organización de Estados Americanos (OEA), reflejan una vocación integradora que se complementan.

“No podemos permitir que componentes ideológicos contaminen este proceso que con tanto proceso lo venimos construyendo”, comentó.

En tanto, Luis Lacalle, presidente de Uruguay, dijo que la conducción de un organismo puede criticarse, pero no por ello se puede desvirtuar al organismo entero, refiriéndose a la OEA.

“No significa que integrar la Celac de alguna manera caiga en desuso la participación en la OEA, queremos ser bien claros al respecto”, aclaró.

Durante su participación, el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró que la OEA es un organismo al servicio de Estados Unidos y que respaldó los intentos de aislamiento a la Isla.

“La OEA guardó silencio mientras se torturaba en nuestra región y en su país, la OEA es la que calla hoy cuando se reprime, se asesina y se desaparece latinoamericanos, no es en Cuba donde ocurren estos hechos (…) Esa OEA es la que acaba de defender aquí el presidente Lacalle”, dijo.

Luis Lacalle le respondió que en su país la oposición sí puede juntar firmas y quejarse porque en Uruguay la democracia sí existe.

Más tarde, el canciller Marcelo Ebrard señaló que no hubo definiciones sobre el futuro de la Organización de los Estados Americanos, pues este tema no era un punto a discusión para esta jornada.

“No era el objetivo, pero sí estábamos trabajando en ese terreno”, dijo.

Con información de AFP

(VIDEO) AMLO es flanqueado por Cuba y Bolivia en foto oficial de cumbre de la Celac

  

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.