Paraguay respira con cierto alivio tras la llegada de 250.000 vacunas

Asunción, 24 may (EFE).- Paraguay alivió este lunes la escasez de vacunas, que motivó la suspensión parcial de las inmunizaciones, con la llegada de 250.000 biológicos de Emiratos Árabes, el día en que el Gobierno anunció un precontrato de un millón de dosis con la multinacional Pfizer.

La llegada de esa cantidad de Sinopharm al aeropuerto internacional de Asunción se produce un mes después de que arribara la última remesa de vacunas, y luego de que la pasada semana el Gobierno paralizara la vacunación en seis regiones sanitarias debido al agotamiento de las existencias.

Y cuando el país suramericano, de unos siete millones de habitantes, atraviesa picos de contagios y récords en su registro diario de decesos, con un acumulado de 8.360 fallecidos desde que hace un año y dos meses comenzó a propagarse el coronavirus.

El lote de Sinopharm, parte del millón de dosis comprada a un laboratorio de Emiratos Árabes, fue trasladado desde el aeropuerto al Centro Nacional de Vacunación para luego ser distribuido en las diferentes regiones sanitarias.

En la ceremonia en el aeropuerto, el ministro de Salud Pública, Julio Borba, dijo sentirse "verdaderamente contento" por un envío "que va a ayudar a que continúe nuestro plan de vacunación a partir de mañana".

En declaraciones antes de dirigirse al aeropuerto, Borba señaló que con ese cargamento se reanudará la vacunación a las personas de 65 años, interrumpida por la escasez de suministro.

"Vamos a seguir insistiendo con la franja etaria de 65 años para arriba, ya que, según los registrados, todavía queda un 30 % de personas que aún no fueron vacunadas», acotó.

Previa a esa franja, la cartera había emprendido la vacunación de adultos de mayor edad, así como del personal de blanco, el primero al que se le aplicó el antídoto.

UN MILLÓN DE VACUNAS DE PFIZER

Antes del aterrizaje del avión procedente de Emiratos Árabes, Borba anunció un acuerdo de compra de un millón de dosis de vacunas de Pfizer, a la espera de firmarse el contrato en junio.

El ministro no quiso facilitar fechas de la llegada "para no generar extremas expectativas", pero señaló que el arribo será "muy prontamente".

"Va ayudar a inocular de manera más rápida a toda la población", dijo en el Palacio de Gobierno tras reunirse con el presidente, Mario Abdo Benítez.

De igual manera prefirió no precisar la llegada de próximas cargas de AstraZeneca de la plataforma Covax, que solo ha enviado una mínima parte de los 4,3 millones comprados por el Gobierno.

De hecho el Ejecutivo, que apostó desde un principio por esa plataforma como principal surtidora de vacunas, expresó públicamente su decepción por ese retraso.

Asimismo, Borba añadió que se siguen manteniendo los contactos con India para la recepción de parte de los dos millones de vacunas compradas, un acuerdo que estuvo precedido de unas donación de 200.000 que ya fueron utilizadas.

Otra fuente de vacunas pendiente es la del Fondo Ruso de Inversión, que ha proporcionado una cantidad muy por debajo del millón de Sputnik V adquiridas.

El goteo de vacunas es una de las críticas a Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, cuyo gestión de la pandemia fue descalificada en las manifestaciones ciudadanas que se dieron en abril en Asunción para exigir su renuncia.

Al mandatario se le critica también que en un año de pandemia no se haya reforzado el sistema público de salud, de los más atrasados de la región y sobrepasado por el aumento sostenido de casos.

Paraguay registró ese domingo su segundo récord consecutivo de muertes diarias, con 125 fallecidos por la Covid-19, en un mes con altas cifras de contagios e internaciones.

(c) Agencia EFE