Paraguay: reprimen a manifestantes

ASUNCION, Paraguay (AP) — Una veintena de militantes de organizaciones sociales y partidos de izquierda fue reprimida el jueves por la policía gases y proyectiles de goma mientras acampaban frente a la fiscalía esperando la libertad provisional de cuatro campesinos encarcelados que llevan 56 días en huelga de hambre.

"A las cuatro de la madrugada fuimos sorprendidos mientras dormíamos en la calle frente al edificio central de la fiscalía. Los antimotines nos atropellaron gritando '¡Despejen, despejen!''', relató a The Associated Press Rocío Casco, portavoz del Partido Movimiento al Socialismo.

"Como estábamos sin despertarnos bien, fuimos muy lentos y protestamos verbalmente por el trato, entonces los agentes lanzaron gases y dispararon contra nosotros balas de goma", agregó mostrando las heridas sufridas en ambas piernas.

Las organizaciones sociales decidieron protestar ante la fiscalía por no "compadecerse de los cuatro campesinos encarcelados en huelga de hambre porque las acusaciones en su contra, de que supuestamente son los que en junio pasado mataron a seis policías, no tienen fundamento", dijo Casco.

En tanto, Elisa Ledesma, jefa de relaciones públicas de la policía, explicó a la AP que "la intervención del pelotón antidisturbios se hizo por orden del fiscal de prevención Emilio Fúster, quien argumentó que una vía pública no puede ser obstaculizada".

Los cuatro campesinos en huelga de hambre son parte de los 12 apresados tras la balacera ocurrida el 15 de junio en el interior de una reserva forestal conocida como Marina Cué, en Curuguaty, 340 kilómetros al noreste de Asunción, que dejó 11 agricultores y seis policías muertos.

Lucía Agüero, Luis Olmedo, Alcides Ramírez y Juan Carlos Tillería, que llevan 56 días de ayuno voluntario, declararon a la AP que "estamos decididos a morir si el fiscal (Jalil) Rachid y el juez José Benítez no levantan la prisión preventiva sobre nosotros".

Tillería señaló que "no tenemos ninguna participación en el fallecimiento de los policías, aunque sí admitimos que estuvimos en el interior de la hacienda Marina Cué porque creemos es del Estado". Los labriegos habían invadido la finca de 2.000 hectáreas intentando forzar su expropiación pero el gobierno demoró una respuesta. La orden judicial de desalojo llegó antes y el desenlace fue fatal.

Debido a su delicado estado de salud, los cuatro fueron trasladados el jueves en forma compulsiva al hospital público de Itauguá, 35 kilómetros al este de Asunción, por orden de la ministra de Justicia Lorena Segovia.

"Queremos mantenerlos con vida a pesar de que ellos insisten con su huelga", expresó la funcionaria en un comunicado.

El canciller José Félix Fernández anunció en conferencia de prensa que el gobierno llamó a la Cruz Roja Internacional para "asistir a los huelguistas".

"Es uno de los organismos más prestigiosos del mundo. Nos pareció importante que nos ayude a controlar cualquier cosa que pudiera suceder, podría sugerirnos alternativas para resolver el conflicto", acotó.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK