Paraguay pone en cuarentena vacunas indias a la espera de un dictamen brasileño

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 30 mar (EFE).- Paraguay puso en cuarentena las 100.000 dosis de Covaxin donadas por India a la espera de un dictamen de los organismos de regulación de México y Brasil, este último sin aprobar de momento su uso de emergencia, informó este martes el Ministerio de Salud.

El lote entregado este lunes es parte de otras 100.000 dosis que llegarían esta misma semana dentro de la cooperación del Gobierno indio con Paraguay, que en principio tiene previsto después la compra de dos millones de la misma vacuna, producida por Bharat Biotech.

"Estas vacunas permanecerán en cuarentena (...) hasta tanto podamos verificar la seguridad y la eficacia", anunció en rueda de prensa Maria Antonieta Gamarra, directora de Vigilancia Sanitaria de la cartera.

Gamarra dijo que están en contacto permanente con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil para certificar el uso de las vacunas en la población.

Según las autoridades paraguayas, Cofepris aprobó la intención de compra de México, mientras que Anvisa notificó este lunes a Paraguay que Bharat Biotech no aprobó el certificado de buenas prácticas.

Gamarra aseguró que la opinión de esos dos órganos, al igual que las de Chile, Colombia y Argentina, pesan al momento de considerar el ingreso de biológicos en América Latina.

En todo caso, agregó que el fabricante indio tiene "varias posibilidades" de revertir el informe negativo, corrigiendo las observaciones "que pueden ser documentales o puntos críticos en la producción".

Por su parte, el director del Programa Ampliado de Imnunizaciones (PAI), Héctor Castro, señaló que Covaxin es una vacuna "que se encuentra en desarrollo de la fase 3 con más de 25.800 voluntarios en una edad de 18 a más de 90 años".

Al momento de recibir las vacunas, Castro dijo el lunes que la Covaxine, aprobada en India, Irán, Nepal y recientemente en México, "es segura, tiene una plataforma de virus inactivado", y que con las 100.000 dosis serán inmunizadas "50.000 personas con intervalos de cuatro semanas".

Y Gamarra detalló que Nicaragua es el único país latinoamericano que ha aprobado su uso.

Hasta ahora Paraguay ha recibido a cuentagotas un total de 63.000 dosis de varias procedencias desde mediados de febrero pasado, cuando comenzó el proceso de inmunización del personal sanitario, todavía en curso y cuya fase se espera completar el 7 de abril próximo.

La primera partida fue la Sputnik V, 4.000 de una compra total de un millón a Rusia, a la que siguieron 20.000 de la Coronovac donadas por Chile, otras 3.000 de la Sinopharm de Emiratos Árabes y un lote de 36.000 de la AstraZeneca de la plataforma Covax.

A esta plataforma de distribución igualitaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Gobierno paraguayo encargó en octubre pasado un total de 4,3 millones de dosis con el objetivo de vacunar al 30 % de su población de siete millones.

Paraguay registra una segunda ola de covid, con una media diaria de 2.000 contagios en los últimos días y cuando el país cumple una cuarentena hasta finalizar la Semana Santa.

Hasta la fecha las muertes se elevan a 4.113 y los contagios acumulados desde hace un año a 210.425, en una población de unos siete millones de habitantes.

(c) Agencia EFE