Paraguay apela a la "solidaridad, no a la mendicidad" para obtener vacunas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 26 mar (EFE).- Paraguay, que ha comenzado a inmunizar a su personal sanitario con vacunas mayoritariamente donadas ante el retraso de las que compró al sistema Covax, apela a la "solidaridad, no a la mendicidad" para afrontar la pandemia, dijo este viernes su canciller, Euclídes Acevedo.

Covax, iniciativa de distribución igualitaria auspiciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la que Paraguay contrató 4,3 millones de dosis, entregó la pasada semana un primer lote de 36.000 y las otras 64.000 esperadas para estos días quedó sin fecha confirmada.

Mientras, el proceso de vacunación del personal sanitario partió con 4.000 dosis del millón comprado a Rusia, más 20.000 donadas por Chile y otras 3.000 por Emiratos Árabes, y este domingo llegarán 100.000 de las 200.000 vacunas cedidas por la India.

"Da igual que sean donaciones, compra o donación, da igual. Nosotros apelamos a la solidaridad no a la mendicidad", expresó Acevedo a los medios tras una reunión telemática de recordación de los 30 años de creación del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

El canciller dijo que en la ocasión el presidente del país, Mario Abdo Benítez, insistió de que bloque sudamericano tiene que seguir como herramienta de integración "más aun en este momento, teniendo en cuenta la inequidad mundial en materia de la distribución de la vacuna".

"Más de 130 países no tienen una sola ampolla, es una realidad lacerante del mundo que tenemos que subsanarlo solamente con la solidaridad y la manifestación permanente de lo inquietante que eso significa", aseveró.

Acevedo dijo estar molesto con la representación local de la Organización Panamericana de la Salud por el retraso de las entregas, aunque afirmó que "lo importante es no jugar con la ansiedad de la sociedad paraguaya que está con incertidumbre laboral, sanitaria".

De todas formas, el canciller anunció que avanzan los contactos para que Rusia entregue una segunda partida a finales de este mes al igual que las negociaciones para cerrar en Estados Unidos la compra de dos millones de dosis de AstraZeneca.

Al mismo tiempo se llevan a cabo gestiones para completar los procesos legales y logísticos para el traslado gradual al país de un cargamento de 400.000 aplicaciones de Moderna donado por Catar.

Paraguay, de siete millones de habitantes, arrancará este sábado una nueva cuarentena de nueve días, del 27 de marzo al 4 de abril, con el objetivo de frenar la transmisión sostenida y descomprimir la presión sobre el colapsado sistema sanitario.

En poco más de un año de pandemia, las autoridades sanitarias reportaron poco más de 200.000 contagios, cerca de 4.000 muertos en medio de una segunda ola con circulación comunitaria de la variante brasileña del virus.

(c) Agencia EFE