Por qué Paraguay hace público el nombre de cada ciudadano que se vacuna

·3  min de lectura
Llegada de vacunas Covaxin, de India, a Paraguay
Llegada de vacunas Covaxin, de India, a Paraguay

ASUNCIÓN.- A comienzos de mayo en Paraguay estalló, al igual que en otros países de la región, un escándalo por unas 500 personas vacunadas de forma irregular, antes de su turno correspondiente en un país donde apenas el 4,6% de la población recibió al menos una dosis del inmunizante.

Ahora el Ministerio de Salud encontró una particular forma de evitar la repetición de casos similares: la creación de una base de datos pública en la que figura el nombre de la persona, lugar de vacunación, tipo de vacuna y la cantidad de dosis. Allí puede verse, por ejemplo, que el expresidente Fernando Lugo recibió su primera dosis de la Sputnik V el 19 de mayo y Carlitos Vera, un conocido comediante paraguayo fue vacunado con Covaxin, según informa la agencia Bloomberg.

Olivia y Anna: el trágico desenlace de dos niñas desaparecidas junto a su padre que mantiene en vilo a España

En un país abrumado por la más alta tasa de mortalidad por coronavirus en el mundo en el promedio de los últimos siete días, y la escasez de vacunas, aquellos que quieran saber si un amigo, vecino o miembro de la élite política de Paraguay se encuentra entre las 400.000 personas con una vacuna, tienen ahora la respuesta a solo un click de distancia en el sitio web del Ministerio de Salud.

“Es una herramienta para la supervisión ciudadana”, dijo en una entrevista Lida Sosa, viceministra de Salud. “Incluso ya hubo personas que miraron la lista e informaron de personas que se vacunaron” y no eran elegibles, agregó.

Ardern, eje del revuelo en Nueva Zelanda por una película sobre la masacre de Christchurch

Este grado de divulgación de información personal sobre cuestiones de salud estaría prohibido en muchos países con leyes de privacidad de la salud más estrictas. Pero ante la escasez de vacunas y una cultura de corrupción profundamente arraigada (Paraguay ocupó el segundo lugar en América del Sur en el índice de percepciones de corrupción 2020 de Transparencia Internacional), existe una preocupación generalizada sobre las personas que buscan saltarse su lugar.

Para evitar problemas legales, las personas que reciben vacunas pueden solicitar no ser incluidas en la lista pública, pero hasta ahora nadie ha pedido el anonimato, según Sosa.

Los escándalos de vacunatorios vip que involucran a altos funcionarios del gobierno, políticos y sus amigos que usaron su influencia para vacunarse subrepticiamente afectaron también a la Argentina, Perú, Líbano, España y Filipinas.

El gobierno paraguayo ya compró o recibió en forma de donaciones 981.400 dosis de seis vacunas diferentes, pero aún tiene pendiente casi 8 millones de vacunas, reportó Bloomberg. Los paraguayos que tienen posibilidades económicas directamente no esperan su turno. Miles volaron a Miami o a otros lugares de Estados Unidos para vacunarse. Por el momento, solo los trabajadores de la salud, las mujeres embarazadas y las personas de 60 años o más son elegibles para vacunarse en Paraguay.

El país, donde el virus ya dejó más de 10.000 muertos, tiene hoy la tasa de mortalidad más alta del mundo en el promedio de los últimos siete días, con casi 18,31 muertes por millón de habitantes, según datos compilados por Our World in Data. La tasa de mortalidad desde el comienzo de la pandemia se encuentra entre las 30 más altas del mundo.

La situación podría seguir siendo crítica hasta julio, ya que una población “cansada y harta” ignora las medidas de prevención como el distanciamiento social y las máscaras, según Sosa. “Eso se refleja en nuestro sistema de salud que hoy está saturado” de enfermos, dijo el funcionario. “Estamos en la etapa más crítica de la pandemia”.