Paraguay: Muere candidato presidencial Lino Oviedo

ASUNCION, Paraguay (AP) — El candidato opositor para los comicios de abril, el general retirado Lino César Oviedo, falleció cuando el helicóptero en el que viajaba se precipitó a tierra.

Oviedo participó la noche del sábado en un acto político en Concepción, 440 kilómetros al norte de Asunción, y al parecer en su regreso hacia la capital Asunción, el piloto se desvió para esquivar un frente de tormenta con resultado fatal. También murieron el piloto Víctor Delmás y el custodio de Oviedo, Denis Galeano.

El médico legista Pablo Lemir, designado por el Ministerio Público para hacer el peritaje de los pasajeros de la aeronave siniestrada, informó en conferencia de prensa en el aeropuerto militar de Asunción que no encontró cuerpo humano entero, "sino restos óseos y piel de tres individuos desintegrados, por tanto, no puedo entregar ningún cadáver a los familiares".

"Los restos serán refrigerados en la morgue judicial la noche del domingo y el lunes intentaré reconstruirlos como si fueran un rompecabezas. El domingo encontré partes de restos humanos esparcidos en un radio de 120 metros del lugar en donde cayó el helicóptero... debajo de la aeronave no pudimos aún hacer la búsqueda y seguiremos el lunes", agregó.

Lemir aclaró que "el cuerpo del piloto sí podría reconstruirlo en un 70%".

La ministra de Defensa, María Liz García, informó el domingo que viajó hacia el lugar del accidente, a unos 200 kilómetros al norte de la capital, "en compañía de la diputada Fabiola Oviedo, hija de Oviedo, y pudimos comprobar que la aeronave quedó desintegrada".

"Unos pobladores de la zona del accidente refirieron que el sábado de noche sólo escucharon una fuerte explosión", indicó.

La ministra afirmó que la hija reconoció algunos restos como los de su padre.

El presidente Federico Franco informó el domingo, tras asistir a misa en las afueras de Asunción, que decretó tres días de duelo oficial a partir del lunes. Durante ese tiempo la bandera paraguaya será izada solo hasta la mitad de los mástiles en las instituciones públicas.

Asimismo, expresó su tristeza "porque falleció un protagonista clave de una parte importante de la historia política del país", en alusión a la participación de Oviedo, de 69 años, en el golpe militar que en 1989 derrocó al dictador Alfredo Stroessner.

Jorge Oviedo, presidente del Congreso y que no es pariente del occiso, anunció que "el velatorio de los restos mortales, lastimosamente, se harán con ataúd cerrado en su residencia. El lunes, camino al cementerio el cortejo se detendrá en el local de Unace (partido Unión Nacional de Ciudadanos Eticos) para que los afiliados lo despidan".

La torre de control del aeropuerto de Concepción confirmó, según la ministra, que el piloto comunicó escuetamente el desvío de ruta debido a la inestabilidad climática a las 21:00 horas, siendo el último contacto radial.

El analista Daniel Ortiz Granada dijo a la AP que con la muerte de Oviedo, "desaparece el último caudillo político porque el sistema democrático, a través de la pluralidad y elecciones internas, los fue eliminando".

"Oviedo fue un caudillo hegemónico porque fundó su propio partido, designó candidatos a vicepresidente, diputados, senadores y gobernadores departamentales de acuerdo con su gusto y preferencia. El mismo se autodesignó presidenciable... aunque, según las encuestas, estaba lejos de ganar el poder", apuntó.

El ex militar no era favorito de cara a los comicios de abril. El encuestador local Enrique Chase informó que el estudio más reciente colocaba a Oviedo en un quinto lugar con 7,9%. Horacio Cartes del opositor Partido Colorado apareció en primer lugar con 37% de las preferencias.

El diputado José López, ex abogado de Oviedo, recordó que a su ex cliente "le gustaba mucho volar en helicóptero. Años atrás anunció a los afiliados del interior que "de ahora en más bajaré en medio de los pueblos como si fuera una libélula".

El ex jefe del ejército fue un actor relevante en los últimas dos décadas de cambios políticos de Paraguay. Incluso, fundó su propio partido en mayo de 2000, el Unace, al retirarse disgustado del opositor Partido Colorado.

Al tener en sus manos las riendas partidarias, designó a sus hijos Fabiola y Ariel, y a su sobrino Lino César Oviedo Sánchez como candidatos a diputados y senador, respectivamente, para las elecciones de 2008. Los tres ganaron una banca.

Oviedo, siendo coronel, tuvo a su cargo la tarea de tomar prisionero al ex dictador Stroessner el 3 de febrero de 1989 que gobernaba desde 1954, durante un cruento golpe militar. A partir de aquel acontecimiento tuvo un ascenso meteórico en el ejército.

Tres meses después de apresar a Stroessner, Oviedo fue premiado con el ascenso a general de brigada y en 1992 alcanzó el rango de general de división convirtiéndose, un año más adelante, en jefe del ejército durante el gobierno del presidente Juan Carlos Wasmosy (1993-1998).

Su permanente injerencia en los asuntos políticos del oficialista Partido Colorado, al cual era obligación afiliarse durante la dictadura, generó fricciones con Wasmosy.

En abril de 1996, Oviedo se sublevó contra Wasmosy por lo que fue destituido, pasado a retiro y procesado ante la justicia militar que lo condenó en 1998 a 10 años de cárcel y salió de la contienda hacia la candidatura del partido para los comicios presidenciales. Su lugar fue ocupado por Raúl Cubas que era candidato a la vicepresidencia y quien al llegar al poder ese mismo año ordenó su libertad.

El 23 de marzo de 1999 fue asesinado el vicepresidente Argaña y tanto sus familiares como sus adherentes apuntaron a Oviedo como el autor intelectual del magnicidio.

Oviedo escapó el 28 de marzo a Argentina y luego a Brasil donde, tras renunciar al Partido Colorado como afiliado fundó la Unace, actualmente con representación parlamentaria y tercera fuerza electoral del país.

Aunque la justicia civil lo enjuició ordenando su prisión preventiva, Oviedo prefirió permanecer como refugiado político en Brasil.

Hasta que durante el gobierno de Nicanor Duarte (2003-2008) resolvió ponerse a disposición de los jueces, entregándose en junio de 2004 a las autoridades paraguayas.

La Corte Suprema después exoneró a Oviedo, luego de que oficiales militares negaron que hubiera habido un intento de golpe de estado, lo que le permitió postularse a la presidencia en 2008. Quedó en el tercer lugar, pero su candidatura dividió los votos, lo que permitió al obispo Fernando Lugo llegar a la presidencia y terminar con 60 años de gobiernos del Partido Colorado.

El senador Enrique González, ex presidente del Congreso y principal colaborador de Oviedo desde 1997, fue marginado en diciembre de 2012 por razones desconocidas de la nueva lista de aspirantes al Senado.

Pese a la situación molesta, González reconoció que el ex presidenciable "tenía una enorme capacidad de trabajo. A las 5 de la mañana estaba en su oficina atendiendo a las personas hasta la medianoche, generalmente pobres, que llegaban desde pueblos del interior buscando ayuda".

"Admito que era un individuo de mucho carisma, hablaba guaraní a la perfección y matizaba sus discursos con chistes en guaraní; era de fortaleza espiritual capaz de soportar persecuciones. Su formación como oficial de caballería le permitió aguantar situaciones límite; en diciembre, incluso, salió de un hospital brasileño con más entusiasmo que nunca luego de una operación del sistema coronario, con un par de puentes", acotó.

Oviedo nació en el pueblo rural Juan de Mena (a 90 kilómetros al noreste de Asunción), el 23 de septiembre de 1943. Egresó de la academia militar como subteniente en diciembre de 1962, se casó con la argentina Raquel Marín con quien tuvo tres hijos pero antes estuvo unido con otras dos mujeres paraguayas con quienes también tuvo un par de niños.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK