Paraguay mantiene las clases presenciales pese a la alerta roja por pandemia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 10 mar (EFE).- Las clases presenciales, combinadas con la forma virtual, continuarán "por ahora" en Paraguay a pesar de la alerta roja declarada en el país ante el aumento de contagios de la covid-19, anunció este miércoles el ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti.

"En este momento hemos decidido que las clases van a continuar por ahora en vista de que no tenemos evidencias suficientes para poder tomar una decisión", dijo Brunetti en una breve comparecencia de prensa con el ministro de Salud, Julio Borba.

Brunetti y Borba se reunieron este miércoles para debatir una eventual suspensión de clases presenciales en medio de la crítica situación sanitaria que atraviesa el país por falta de insumos médicos y camas en hospitales públicos.

"Vamos a reunirnos de vuelta mañana (jueves) y el viernes de manera para seguir analizando el mapa de riesgo, instando a la ciudadanía que respete los protocolos", agregó Brunetti al explicar que el Ministerio de Salud ha trabajado seis meses en las medidas de prevención aplicadas en los centros de enseñanza.

Paraguay inició el 2 de marzo el año lectivo con una modalidad virtual y presencial, pese a la oposición de varios gremios de docentes que consideran que muchos centros no están preparados para un brote de covid.

La preocupación de las autoridades sanitarias radica en el repunte de casos en Asunción y Central, departamento vecino a la capital del país, con una ocupación extrema de los servicios de sanidad pública, en especial las unidades de cuidados sanitarios.

Por ello, Borba se reunió con autoridades de esas dos regiones, las más pobladas del país, para coordinar acciones dentro de lo que anticipó como una nueva serie de recomendaciones que planteará al Ejecutivo que preside Mario Abdo Benítez.

El Ministerio de Salud advirtió este martes que el país se encuentra en "alerta roja sanitaria" debido al aumento sostenido y récords de contagios con un llamado a "tomar conciencia y evitar situaciones que pueden "llevar al sistema de salud a un colapso".

Y observó que el incumplimiento de los protocolos puede causar "la sobrecarga de hospitales a causa del contagio masivo y el fallecimiento de más compatriotas".

Precisamente el martes el país registró 2.125 contagios, 1.250 hospitalizados en sala y 324 en cuidados intensivos, las cifras más altas desde el primer positivo registrado el 7 de marzo de 2020.

Mientras, el acumulado de casos ascendió a 171.985, mientras el de decesos a 3.360 con los 17 de la fecha.

(c) Agencia EFE