Paraguay considera que Maduro dio un paso hacia el "abismo dictatorial"

Agencia EFE

Asunción, 15 ene (EFE).- El canciller de Paraguay, Antonio Rivas, comentó este miércoles que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, avanzó hacia el "abismo dictatorial" después de que este mes la Policía impidiera la entrada al Palacio Legislativo del líder opositor Juan Guaidó, durante la elección del presidente de la Asamblea Nacional.

"Era difícil dar ese paso hacia un abismo dictatorial, totalitario, y ellos justamente lo han dado, creo que lo han dado, y esto va a crear mayor aislamiento internacional del régimen", expresó Rivas en entrevista a Efe.

Para el canciller, la Asamblea Nacional era la única "institución democrática que quedaba dentro de Venezuela" y, en su opinión, la actitud de Maduro provocó "una mayor situación de falta de credibilidad hacia el régimen".

En esa sesión, diputados chavistas eligieron a Luis Parra, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, como presidente de la Asamblea Nacional.

El Grupo de Lima, al que pertenece Paraguay, rechazó ese resultado y condenó "el uso de la fuerza por el régimen dictatorial de Nicolás Maduro" para impedir que diputados puedan "acceder libremente" a esa reunión.

Paraguay rompió relaciones diplomáticas con el Gobierno de Maduro en enero de 2018, después de que este asumiera su cargo para un nuevo mandato, hasta 2025, y reconoció como presidente interino a Guaidó, quien visitó al presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, en febrero.

Rivas defendió la aplicación de medidas a Maduro y a su entorno, para que "el régimen se dé cuenta de que esto no puede avanzar", pero no vio motivos para "aplicar sanciones al pueblo".

"Yo creo que eso va a causar una situación de problemática en el régimen, porque al ver bloqueadas sus cuentas, al ver la imposibilidad de poder trasladarse a otros países... eso va a tener sus efectos", dijo.

Y añadió el canciller: "Nosotros somos contrarios a cualquier sanción a la ciudadanía en general, tiene que ser focalizado, tiene que ser una cuestión más quirúrgica hacia el régimen".

Aunque se mostró convencido de que esas medidas terminarán por cercar a Maduro, Rivas se abstuvo de pronosticar una fecha para la caída del Gobierno venezolano y descartó asimismo la posibilidad de una intervención militar.

También reconoció que la situación del país caribeño "causa mucha preocupación" en el mundo y lamentó que la salida de ciudadanos venezolanos esté generando "desestabilización a nivel regional"

"Esta es una movilización de personas. Se calcula que llega ya a los 5 millones, y estamos hablando de tiempo de paz. Esto no puede ocurrir. Más todavía teniendo en cuenta la situación de desesperación de esa gente que está abandonando Venezuela", agregó Rivas.

(c) Agencia EFE