Paraguay libera la vacuna india y abre la puerta a la inmunización de mayores

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 7 abr (EFE).-El Gobierno anunció este miércoles la liberación de 100.000 dosis de la vacuna Covaxin donadas por China que tenía almacenadas desde la pasada semana, abriendo con ello la puerta a la inmunización del primer segmento de la población, el de la tercera edad.

Las vacunas fueron puestas en cuarentena a la espera de la certificación de una autoridad reguladora de referencia en la región, que este martes llegó desde la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de México para el uso de la Covaxin en ese país.

Al respecto, el ministro de Salud, Julio Borba, dijo en una rueda de prensa que las vacunas, que son parte de una remesa de 200.000 dosis, serán liberadas cuanto antes y, al mismo tiempo, se acelerará el proceso para la compra de dos millones que ya estaban acordadas con India.

Borba indicó que con la remesa almacenada se podrá completar la inmunización del personal de blanco pendiente (unas 35.000 personas), comenzada desde la llegada de las primeras vacunas al país el pasado febrero: 4.000 dosis de la rusa Sputnik V, a las que siguieron 36.000 de la plataforma Covax y 20.000 donadas por Chile.

Una vez finalizada esa campaña daría comienzo la vacunación de los grupos de tercera edad alojados en residencias de mayores, un cifra en torno a los 1.300.

La liberación de la Covaxin india por parte de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria supone un avance en un vacunación que no progresaba y que además había generado críticas al Gobierno que preside Mario Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

El Gobierno apostó desde un principio por mecanismo Covax para recibir vacunas, del que solo ha recibido 36.000 dosis de los 4,3 millones adquiridos a ese plataforma.

El mandatario dijo este lunes en una rueda de prensa que su Gobierno trabaja en la búsqueda y adquisición de más remesas de vacunas contra el coronavirus, pero insistió en que no quieren "generar una falsa expectativa" ya que la compra no depende solo de los esfuerzos del Ejecutivo.

Paraguay, con unos siete millones de habitantes, ha confirmado desde marzo de 2020 hasta la fecha 224.736 casos positivos de coronavirus y 4.522 fallecidos.

Los contagios han ido en aumento en las últimas semanas, a medida que se instaló una segunda ola que ha saturado el precario sistema de salud pública, sin capacidad en camas respiratoria y de terapia intensiva para atender al creciente flujo de casos.

El país comenzó este lunes un periodo de levantamiento de algunas restricciones tras la cuarentena impuesta durante la Semana Santa y los días previos para frenar la pandemia, en su segunda ola.

(c) Agencia EFE