Paraguay inicia su Semana Santa con misas online y bendición desde el coche

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 28 mar (EFE).- Paraguay adaptó este Domingo de Ramos a las medidas impuestas por la cuarentena que regirá durante la Semana Santa, con misas retransmitidas a través de las redes sociales y la bendición de las palmas desde los coches, como ocurrió en la catedral de Asunción.

Aunque el cielo gris y algunas ligeras gotas amenazaban con lluvia, la misa del Domingo de Ramos se celebró este año en el exterior de la iglesia, donde se instaló el altar y se colocó la tradicional talla de Jesús sobre un burro.

Frente a la explanada de la iglesia, en el microcentro de Asunción, se concentraron algo más de 20 coches y algunas personas a pie para esperar la bendición de sus palmas de pindó, que traían ya de sus casas, ya que este año la presencia de vendedores a las afueras del templo era escasa.

El arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, junto con otros sacerdotes, se acercó a cada uno de los coches para bendecir las palmas que los ocupantes sacaban por las ventanillas.

Al mismo tiempo, la celebración litúrgica era retransmitida por redes sociales, ya que el número de asistentes en las iglesias también está limitado por las restricciones sanitarias.

Tras la bendición, Valenzuela invitó a los asistentes de esta particular misa a levantar las palmas, en señal de recuerdo y respeto a los enfermos y al personal sanitario que siguen haciendo frente al coronavirus desde los hospitales.

El arzobispo también criticó la corrupción, en un momento en que la sociedad lleva semanas manifestando su hartazgo con el Gobierno de Mario Abdo Benítez, por la falta de insumos médicos y el retraso en la llegada de vacunas al país.

A eso se suma la aceleración en el ritmo de contagios, que ya ha saturado por completo el sistema sanitario, con las camas de los hospitales públicos y privados ocupadas en su totalidad y las terapias intensivas desbordadas.

Para tratar de evitar la propagación, el Ejecutivo decretó una vuelta a la cuarentena estricta durante la Semana Santa, desde el sábado 27 de marzo hasta el Domingo de Resurrección, el próximo 4 de abril.

Paraguay acumula 206.597 contagios desde marzo de 2020, cuando se detectó el primer caso, y este sábado se superaron los 4.000 muertos, con 4.003 fallecidos en este año de pandemia.

(c) Agencia EFE