Perú pidió a México buscar alternativas para evitar escala de Morales en Lima

Agencia EFE

Lima, 12 nov (EFE).- El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gustavo Meza Cuadra, señaló este martes que planteó a su homólogo mexicano, Marcelo Ebrard, "considerar alguna otra posibilidad" para evitar que el avión que transportaba al renunciante presidente de Bolivia Evo Morales a México no parase en Lima.

"Yo le dije que, dada la hora, se podría considerar alguna otra posibilidad. Me dijo que se iba a tratar de ver otra posibilidad y me indicaron que tenía otros lugares que era Paraguay, y luego iban a enrumbar hacia el norte", aseveró Meza Cuadra a la emisora RPP sobre la conversación que mantuvo con Ebrard.

El secretario mexicano de Relaciones Exteriores aseguró este martes que Perú cambió de opinión en su decisión de permitir que el avión pudiera recargar combustible en Lima y retornar a México "por valoraciones políticas".

¿PRESIONES DE TERCEROS PAÍSES?

Fuentes diplomáticas consultadas por la Agencia Efe señalaron, sin embargo, que la decisión puede responder a presiones del Grupo de Lima y "un tercer país".

Ebrard señaló que ese cambio generó un clima "muy difícil, muy tenso" y obligó a tomar un "plan B" para garantizar que Morales llegue a suelo mexicano, que consistió en rodear Bolivia y Ecuador por el espacio aéreo de Brasil y Perú, desde Asunción, a donde había aterrizado tras la negativa peruana a repostar en Lima.

Meza-Cuadra argumentó que, antes de que la aeronave recogiese a Morales en Chimoré (Bolivia), el Gobierno mexicano había señalado a Perú que el avión regresaría directamente a México sin necesidad de parar en territorio peruano, pero ese plan fue cambiado y pidieron aterrizar en Lima.

CAMBIO DE PLANES

"La idea era que se iba de Perú a Bolivia y de ahí se iba directamente a México. En cumplimento a nuestro compromiso era de facilitar ese traslado. Luego de que ha surcado los suelos peruanos, se nos comunica que la intención ya no era de partir hacia México, sino que quería hacer una escala técnica en Perú", relató.

Por ello la Cancillería de Perú preguntó si se podría considerar otra posibilidad, lo cual fue acatado por México.

En ese mismo sentido se expresó este martes el presidente de Perú, Martín Vizcarra, quien en declaraciones a periodistas afirmó que su país dio todas las facilidades al vuelo de Morales.

"El Gobierno mexicano informó que de retorno no iba a necesitar recargar y se iba directamente. Hoy, en la mañana, se dio facilidades para que cruce el espacio aéreo peruano nuevamente para que se dirija rumbo a México", apuntó el mandatario.

Meza-Cuadra aseveró que el Perú fue "absolutamente claro" desde el primer momento en que fue contactado por el Gobierno mexicano de que facilitarían el sobrevuelo y aterrizaje en Lima "para estar atentos a la posibilidad de un asilo a Evo Morales".

HASTA DOS ATERRIZAJES EN LA IDA

El canciller peruano agregó que, además de concederse esa primera solicitud de sobrevuelo y aterrizaje en su trayecto México-Bolivia, también se accedió al despegue con un nuevo permiso hacia el país altiplánico debido a que dicho país, en un primer momento, no le otorgó el permiso de aterrizar y debió retornar a Lima.

Por ello, horas después el avión de la Fuerza Aérea Mexicana volvió a despegar de Lima para recoger a Morales. "Es decir, se les volvió a dar un permiso nuevo de aterrizaje", precisó Meza Cuadra.

"Se concedió y ellos han cruzado la Amazonía de Brasil, la costa peruana del norte y han enrumbado hacia México", dijo el canciller peruano.

CRÍTICAS DE EXPRESIDENTE HUMALA

No obstante, la negativa de Perú a facilitar la escala del avión en Lima en su trayecto hacia México ha suscitado críticas como las del expresidente Ollanta Humala, quien lo consideró una decisión injustificable.

"Hace poco usted estuvo reunido con Evo Morales. ¿Qué valoración política justifica negarle combustible al avión que lo llevaba a México, cuando vemos un quiebre institucional en Bolivia y a sus fuerzas armadas tomando decisiones políticas?", se preguntó Humala en la red social Twitter.

(c) Agencia EFE