Paraguay descarta un quiebre del Mercosur y llama a consensuar las decisiones

Asunción, 1 dic (EFE).- El canciller paraguayo, Julio César Arriola, descartó este jueves un quiebre en el seno del Mercado Común del Sur (Mercosur) y ratificó que su país respalda que las decisiones de ese mecanismo de integración se adopten en conjunto y por consenso.

"El bloque de Mercosur no se va a quebrar", dijo Arriola a la Radio 780 AM, un día después de que Argentina, Brasil y Paraguay, los socios de Uruguay en el Mercosur, amenazaran a Montevideo con adoptar medidas de represalia en caso de que insista en negociar un acuerdo de libre comercio fuera del bloque.

En otras declaraciones a periodistas, Arriola aseguró que su país se mantiene "respetuoso" del Tratado de Asunción, por medio del cual se instituyó el Mercosur, y el protocolo complementario de Ouro Preto.

Ambos documentos, agregó, "se refieren específicamente a que los Estados miembros del Mercosur deben negociar siempre en bloque y por consenso".

"Y nosotros nos mantenemos en esa línea", zanjó el canciller, quien asistió junto al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el gabinete de ministros al cuarto día del novenario en honor a la Virgen de Caacupé.

En tal sentido, Arriola anticipó que este será uno de los temas de la cumbre de los próximos 5 y 6 de diciembre, cuando Uruguay entregue la presidencia pro tempore de Mercosur a Argentina.

Los socios del Mercosur se pronunciaron el miércoles ante "las medidas del Gobierno uruguayo destinadas a la negociación individual de acuerdos comerciales con dimensiones arancelarias" y ante la intención del socio de presentar una petición de adhesión al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Las normas de este mecanismo solo permiten a sus integrantes negociar acuerdos de libre comercio en bloque y vetan las acercamientos individuales.

Al respecto, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, señaló el miércoles que la intención de Uruguay "desnaturaliza la esencia de Mercosur", aunque admitió que es algo que "desde hace rato" se viene hablando en Uruguay.

(c) Agencia EFE