El Senado paraguayo rechaza por segunda vez acercamiento sanitario con China

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 18 mar (EFE).- El Senado paraguayo rechazó este jueves, por segunda vez en casi un año, un acercamiento político con China en busca de vacunas contra la covid-19, en medio del abarrotamiento de hospitales y falta de medicamentos de la sanidad pública.

Si bien el proyecto de declaración de la concertación Frente Guasu (FG), la mayor de izquierda del país, fue aprobado en general con la mención al gigante de Asia en particular fue quitada una cita expresa a cualquier país.

Tras la segunda votación, el Senado aprobó por mayoría la declaración "que insta al Poder Ejecutivo a entablar negociaciones con todos los países cuyos laboratorios tengan aprobadas y certificadas vacunas contra el covid-19".

Es para "adquirir vacunas, medicamentos, equipamiento y asistencia sanitaria" ante el aumento sostenido de contagios de una segunda ola, con una media de más de 1.300 contagios diarios de una población de siete millones de habitantes.

Durante la sesión virtual de la Cámara Alta, el presidente del FG, Carlos Filizzola, recordó que el año pasado, en abril, ya habían propuesto con otras fuerzas opositoras "un acercamiento directo con China" cuando la situación sanitaria aún estaba bajo control.

En ese entonces, la idea fue desechada por la representación mayoritaria del gobernante Partido Colorado, cuyos legisladores volvieron a sentar la misma postura dada la relación que Paraguay mantiene con Taiwán.

El acercamiento político con China es impedido por su alianza con Taiwán, isla que Pekín considera provincia rebelde y que mantiene relación con Paraguay desde la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

"Sin ambages repudio la posibilidad de establecer relaciones diplomática con China continental si el precio fuere el de romper con China Taiwán", aseguró el senador colorado Juan Carlos Galaverna.

Antes, Stephan Rasmussen, del Partido Patria Querida (PPQ), abogó por un acercamiento a Pekín al considerar de fracaso la estrategia del Gobierno "poniendo todas las fichas en Covax", plataforma de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sin que hasta ahora se haya recibido ningún adelanto de las 4,3 millones prometidas al país.

Hasta la fecha solo han llegado algo más de 20.000 dosis, en su mayoría una donación de Chile, todas para el personal de blanco, aunque el Gobierno ha anunciado que este viernes se espera la primera remesa de Covax, de 36.000.

Paraguay marcó este miércoles un nuevo récord de contagios, un total de 2.540, elevando el total a 185.888 y la cifra de muertes a 3.588, según el último informe del Ministerio de Salud.

La situación se agrava con el colapso de los centros públicos y privados de salud y desabastecimiento de medicamentos básicos, que fue el origen de las movilizaciones ciudadanas que desde hace varias semanas exigen la salida del presidente del país, Mario Abdo Benítez.

(c) Agencia EFE