Paraguay sigue cerrado pero ensayará entregas a domicilio con urbe de Brasil

Agencia EFE

Asunción, 15 jun (EFE).- Paraguay mantendrá cerradas su fronteras ante la pandemia de COVID-19, pero habilitará los repartos a domicilio con una ciudad limítrofe de Brasil, su principal socio comercial y segundo país más castigado por la enfermedad, afirmó este lunes la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer.

"Las fronteras son las zonas más afectadas del país por la no apertura, que no se visualiza en breve en absoluto todavía", afirmó Cramer en rueda de prensa tras una reunión de ministros con el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, al inicio de la Fase 3 del regreso gradual a las actividades.

Desde el cierre de sus fronteras terrestres, a primeros de marzo, Ciudad del Este, segunda urbe del país y situada en la frontera con Brasil, ha sido una de las ciudades más golpeadas por el parón económico, ya que su actividad pende casi exclusivamente del vecino país.

Cramer afirmó que junto con otros ministros del área económica y social proseguirán estos días reuniones para tratar de buscar alguna salida, como la posibilidad de desarrollar el comercio electrónico o el transporte de carga, que no ha parado durante la pandemia.

Otra región limítrofe de Paraguay afectada por el impacto económico de la pandemia es la ciudad de Pedro Juan Caballero, capital del departamento Amambay, y separada por una avenida de la brasileña Ponta Porá, en el sureño estado de Matto Grosso do Sul.

Entre esas ciudades hay una propuesta de reparto de domicilios que "ya tiene finiquitada su protocolo y vamos a poder anunciarles que va a ser factible en una modalidad piloto", señaló la ministra.

Y resaltó que el servicio será supervisado por las autoridades sanitarias y el cordón militar que garantiza el cierre fronterizo.

"Al ser prácticamente dos barrios divididos por una avenida, donde las Fuerzas Armadas están haciendo de contención, se ha evidenciado la factibilidad" del negocio, resaltó Cramer al afirmar que también se debate un programa de asistencia exclusivamente para pobladores de frontera.

FASE TRES Y VUELTA AL TRABAJO

La fase tres de la cuarentena, que durará tres semanas, permite la reapertura de restaurantes, gimnasios, teatros, exámenes y defensa de títulos en la educación superior en medio de estrictas medidas de protocolo.

En ese sentido, la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, dijo en la misma conferencia de prensa que ese periodo permitirá la vuelta al trabajo de algo más de 30.000 trabajadores del sector gastronómico.

Con anterioridad lo hicieron alrededor de 70.000 trabajadores del sector formal, que durante el parón fueron asistidos por un subsidio del Instituto de Previsión Social (IPS).

"El impacto de la cuarentena se ha dado en marzo, tuvimos un pico en abril tanto de desempleo como de suspensiones de contrato y en mayo (...) hemos tenido un repunte, es decir de trabajadores que han salido del estado suspensión", expresó Bacigalupo.

En 97 días de cuarentena, Paraguay ha reportado un total de 1.289 casos confirmados de COVID-19 y 12 muertos, el último este lunes luego de 32 días sin fallecimientos.

(c) Agencia EFE