Paraguay anuncia un despliegue policial y militar para cumplir las restricciones

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 25 abr (EFE).- El Gobierno anunció este domingo que desplegará efectivos policiales y militares para hacer cumplir las nuevas restricciones que entrarán en vigor el martes como contención al coronavirus, con el país en picos históricos de contagios e internaciones a las que no da abasto el precario sistema público de salud.

Las medidas, en vigor hasta el 10 de mayo y anunciadas en decreto presidencial el sábado, establecen la prohibición de circular entre la noche y la madrugada y de acuerdo a horarios ajustados a la calificación sanitaria, dispuesta por zonas atendiendo al grado de trasmisión comunitaria.

El ministro de Interior, Arnaldo Giuzzio, dijo en rueda de prensa esta mañana que la situación, que calificó de "difícil", exige para la efectividad de las medidas controles de la Policía Nacional, Ejército, y Policía Caminera.

Giuzzio agregó que se instalarán "vayas de control" y que en los casos de violación de la cuarentena se remitirán actas a la dirección jurídica del Ministerio de Salud para la apertura de sumarios.

No obstante reconoció que el Gobierno no dispone todavía de la armadura legal para la aplicación de sanciones y multas.

Por su parte, el ministro de Defensa, Bernardino Soto, dijo en la misma comparecencia que "los comandantes de las fuerzas militares como de la Policía Nacional han realizado una muy buena coordinación para que el control sea efectivo".

El ministro apeló a la "comprensión" de la ciudadanía ante las medidas con el objetivo de mitigar el incremento de contagios, en un marco que se ha cobrado 5.802 vidas desde el inicio de la pandemia en el país, de unos siete millones de habitantes.

En ese sentido, la doctora Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud, incidió en la necesidad de la normativa y aseguró que se trata de un periodo intermitente al que se regresará en una fecha que no detalló.

NIVEL ROJO

Las medidas solo permiten la circulación en la franja de entre las cinco de la madrugada y las ocho de la tarde en las localidades catalogadas en el nivel rojo, salvo para actividades esenciales.

Se trata de medio centenar de ciudades que incluyen a Asunción, la capital, y Ciudad del Este, la segunda urbe del país, y otras del departamento Central, el más poblado y foco de la pandemia.

En el resto se podrá circular desde las cinco de la madrugada a la medianoche.

Las clases seguirán en modo virtual o híbrido, de disponerse el preceptivo protocolo sanitario de seguridad, mientras que los comercios y los locales gastronómicos deberán priorizar la venta por entrega a domicilio.

En los restaurantes se mantiene el distanciamiento de dos metros entre las mesas y una agenda previa de clientes, cuyo número varía en función del nivel sanitario de la ciudad.

Las restricciones endurecen en parte las aplicadas en Semana Santa, que según el Gobierno no fueron respetadas por gran parte de la ciudadanía.

Y se decretan tras dos meses de un progresivo aumento de casos que mantiene al cien por cien las unidades respiratorias y de terapia intensiva de la red sanitaria.

El último registro diario del Ministerio de Salud informó anoche de 87 muertes y 2.162 nuevos positivos, sumando un total de 265.296 desde que hace un año se detectó el primer caso.

Hubo además un récord diario de hospitalizaciones, con 3.043, 521 de ellas en terapia intensiva.

A ello se suma la lentitud de la campaña de vacunación, que de momento afecta al personal de blanco y a los adultos mayores.

Para este domingo el Gobierno espera la llegada de 134.000 vacunas Astrazeneca de la plataforma Covax, parte de un lote de 4,3 millones de las que solo han arribado 36.000 dosis.

Asimismo se aguarda en el día una remesa de 100.000 vacunas donadas por India, la mitad de la partida de Covaxin que llegó semanas atrás.

(c) Agencia EFE