Paradoja: el producto estrella cae a la peor marca en 20 años cuando habrá un ingreso récord

Fernando Bertello
·5  min de lectura

La participación de la Argentina en el comercio internacional de harina de soja caerá al nivel más bajo de los últimos 20 años. Es el producto estrella porque individualmente es el que más dólares deja.

Se trata de una situación paradójica cuando este año el país tendrá, a pesar de una menor producción por la escasez de lluvias, un ingreso récord por las exportaciones en general de granos y subproductos: US$35.921 millones, unos 10.153 millones de dólares más que en 2019/2020. Ese monto viene por los mayores precios FOB.

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la participación del país en el comercio internacional de harina de soja bajará a menos del 40%. La harina de soja contribuirá al país con US$13.232 millones. De acuerdo al reporte realizado por la BCR, la participación de la harina de soja en el comercio internacional será del 39,9%. En la campaña previa estuvo arriba del 40% e incluso llegó a un pico de 48,2% en 2016/20217.

"Si bien Argentina continúa siendo el principal abastecedor de harina de soja al mundo, con exportaciones estimadas para la nueva campaña en torno a los 26,5 millones de toneladas (muy por encima tanto de los 16,8 millones de toneladas que aportaría Brasil como de los 13 millones de toneladas estadounidenses), la participación relativa de nuestro país en el total mundial caería por debajo del 40% por primera vez desde la campaña 2000/01, hace exactamente 20 años atrás", alertó el trabajo.

"Año tumultuoso y mirada corta": lo que teme para el campo un dirigente

La Bolsa de Rosario señala sobre los problemas que impactaron en el sector: "El complejo exportador líder de la economía argentina, que gravita en torno a las ventas al exterior de poroto de soja y los productos derivados de su procesamiento, ha tenido serias dificultades en la campaña actual por la combinación de la menor demanda de energía a causa de la pandemia, los márgenes de procesamiento negativos que prevalecieron gran parte de la campaña, y los conflictos gremiales que trabaron el comercio entre diciembre y mediados de enero".

En harina de soja en el mundo Brasil tendría este año una participación del 25% y Estados Unidos del 20%.

"Respecto al máximo histórico anotado en la campaña 2016/17, el market share de la harina de soja argentina en el comercio mundial ha perdido casi 10 puntos porcentuales, una caída muy pronunciada que ha sido aprovechada tanto por Brasil como por EE.UU. que vieron escalar su participación en los despachos globales en el ínterin".

En cuanto al poroto de soja, este año el país embarcaría 6,5 millones de toneladas. Esto significa que la participación argentina en el total mundial caerá al 4%. "Desde 1997 hasta acá, sólo un año el market share argentino estuvo por debajo de esa marca, la campaña de la sequía 2017/18", indicó.

Respecto del aceite de soja, sería el único rubro del complejo soja donde habría una expansión de la Argentina. Según el trabajo de la entidad, respecto del 45% de participación en el último ciclo, ahora treparía al 47% en el total mundial (el récord fue de 57% entre 2005 y 2007). En toneladas son más de 5,5 millones de toneladas.

"Condicionada por la menor demanda interna por parte de la industria de biodiésel, el mayor saldo exportable de aceite permite consolidar un crecimiento de sus embarques incluso a pesar de la caída en despachos tanto de poroto como de harina de soja", apuntó el trabajo.

"Es el far west": la guerra abierta entre productores y cuatreros en Misiones

Entre los competidores directos del país, Brasil vendería 1,15 millones de toneladas al mundo y EE.UU. 1,25 millones de toneladas.

Lo que viene con la cosecha

En otro informe, la Bolsa de Comercio de Rosario dio una buena noticia con respecto a lo que, por los mejores precios, representará la cosecha en términos de ingreso de divisas durante esta campaña, 2020/2021.

Según su estimación, si siguen los precios actuales la cosecha podría dejar US$35.921 millones por granos y productos derivados, una cifra récord. Se trata de US$10.153 millones más que en 2019/2020.

"A pesar de que la caída productiva rondaría el 9%, consecuencia de condiciones climáticas que han sido desfavorables a lo largo de los ciclos de los distintos cultivos, el efecto precio consecuencia del aumento en los valores FOB promedio de la gran mayoría de los granos y subproductos, lograría más que compensar dicha merma en la producción", indicó.

Por productos, según la BCR con trigo entrarán 2570 millones de dólares, US$85 millones más que en la campaña anterior. Con el maíz llegarían 7340 millones, "US$2150 millones o un 42% más que en 2019/20".

La harina de soja generará más de US$13.200 millones, unos US$4050 millones más que durante el ciclo previo. El aceite de soja acercará US$5120 millones, un 61% más que en 2019/20.

"El poroto de soja, por su parte, está en condiciones de registrar exportaciones por un valor cercano a los US$3300 millones en la nueva campaña, unos US$1000 millones más que el año anterior, mientras el girasol, la cebada y el resto de los cultivos aportarían otros 3260 millones de dólares, unos US$650 millones más que en 2019/20", detalla.