Para México, la Confederaciones es un escaparate

Por CARLOS RODRÍGUEZ

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Para México, la Copa Confederaciones de este año en Rusia será una oportunidad de mostrar el crecimiento que ha tenido su fútbol, consideró el jueves el entrenador del seleccionado azteca, Juan Carlos Osorio.

Los mexicanos marchan con paso invicto en el hexagonal final de la eliminatoria de la CONCACAF, donde luego de cuatro fechas son líderes con 10 puntos. Su posición podría mejorar si consiguen triunfos en casa ante Honduras y Estados Unidos en junio, unos días antes de presentarse en la Confederaciones.

Se trata del mejor momento del fútbol local en una eliminatoria desde el hexagonal del 2005, cuando también era el mejor equipo.

"Vemos en la Copa Confederaciones una gran oportunidad para el fútbol mexicano, para competir con selecciones de un nivel muy alto", dijo Osorio en rueda de prensa. "Creemos que en la edición de 1999, cuando México pudo quedar campeón, tenía un gran equipo de fútbol, al igual que lo tenemos ahora y por tal motivo nos ilusionamos".

México ha participado en seis ediciones de la Copa Confederaciones y se coronó como local, al vencer a Brasil por 4-3 en la final.

Después de eso, su mejor papel fue en Alemania 2005, cuando se quedó con el cuarto puesto. En las ediciones del 2001 y 2013, en Brasil, quedó fuera en primera ronda.

"Por el actual momento del fútbol mexicano y el equipo que se ésta construyendo, ojalá lleguemos con todas las posibilidades de competir con todos y estar a la altura de la responsabilidad que implica llegar a ese torneo y podamos dar muchas alegrías a la afición mexicana", dijo el colombiano Osorio. "Vamos a seguir trabajando cada vez más para que podamos competir contra cualquier otra de las selecciones que participan y luchar por ese título".

El "Tri" milita en el Grupo A junto con el anfitrión Rusia, Nueva Zelanda y Portugal. Su primer partido es el 18 de junio ante los portugueses.

"La intención es ir a competir contra todos, yo creo que México... demostró que tiene la capacidad de enfrentarse contra un equipo fuerte", añadió el estratega colombiano. "Creo que México cada vez más se acerca a la posibilidad de competir de igual a igual contra cualquier nación y esa idea de juego que identifica a ese país y ojalá la podamos demostrar en la Copa Confederaciones".

Osorio, quien llegó al cargo en octubre del 2015, sólo ha perdido uno de los 20 partidos que ha dirigido desde entonces. Pero fue una histórica paliza de 7-0 que Chile le propinó en la Copa América Centenario.

Se trata del peor revés para los mexicanos en una competencia oficial.

Algunos críticos del colombiano afirman que su impresionante récord se debe más al nivel de sus rivales que a la capacidad del equipo que dirige. Pero México marcha tranquilo en la eliminatoria, a diferencia de lo ocurrido en la antesala de Brasil 2014, cuando pasó angustia y debió disputar un repechaje con Nueva Zelanda.

"Queremos la gran posibilidad de ir a competir de igual a igual con todos", añadió Osorio. "Entendiendo a las grandes selecciones que vamos a enfrentar y viendo la dificultad del calendario, pero a todo el fútbol mexicano le produce una sensación de poder tener una gran alegría y vamos a competir por ella".