Está en el paraíso, pero este guerrero latino no tiene tiempo para turismos y solo piensa en su rival de Bellator

Enrique Barzola admira las bellezas de Hawaii, pero no está de vacaciones. El guerrero peruano dará un tremendo salto de exposición, porque estará en la pelea coestelar del evento Bellator 278, donde enfrentará al peligroso ruso Nikita Mikhailov como parte de un Grand Prix en las 135 libras.

Ganador de la Segunda Temporada de “The Ultimate Fighter: Latin America”, el sudamericano recientemente firmó un contrato de múltiples peleas con Bellator y debutó con un nocaut espectacular ante el ex campeón mundial Darrion Caldwel. Un triunfo en Honolulu lo pondría en las semifinales del torneo.

Barzola, a quien se le conoce como El Fuerte, viene de un campamento intenso en la legendaria American Kickboxing Academy, de donde salieron reyes como Khabib Nurmagomedov, Caín Velazquez y Daniel Cormier. Está absolutamente convencido de su triunfo este viernes y entonces, luego, disfrutará del paraíso en el Pacífico.

Te cambiaron el rival inicial, ¿cómo adecuaste al campamento?

“Esto me ha pasado en peleas anteriores. Me han cambiado oponentes en tres o cuatro ocasiones. Esto es parte de este deporte. Pero yo sigo enfocado en este trabajo, en mi pelea. Estoy seguro de lo que he hecho en mi campamento y voy a ganar’‘.

¿Qué lectura haces de Mikhailov?

“El justamente había peleado en la misma cartelera anterior que yo en Phoenix. Es un peleador joven, con mucha hambre. Es un león joven y hábil, pero no me importa, porque soy un peleador de mucha experiencia, aguerrido. Soy un león muy experimentado que no se deja ganar en ningún área. Cuando lo canse y lo demuela, me lo voy a comer. No va a aguantar mi ritmo de competencia’‘.

¿Cómo fue este campamento?

“Lo hice en American Kickboxing Academy en California. Llevo trabajando con ellos poco más de tres anos. Realmente feliz con mi equipo encabezado por el coach Javier Méndez. Hemos trabajado duro, pero de manera inteligente para llevarme la victoria para mi equipo y para mi país’‘.

Has peleado en muchos lugares y sumado miles de millas, ¿qué tal Hawaii?

“Hawaii es rmuy bonito, muy hermoso, paradisíaco. Tiene gente alegre, pero para un peleador es difícil, porque estamos todavía en dieta, enfocados. Algunos se estresan. Cuando uno viaja a otro país es para estar enfocado en la pelea. No es bueno relajarse. Hay que tener calma, pero sin relajarte mucho. Hawaii se disfruta pero no hay vacaciones’‘.

Vienes de lograr un nocaut espectacular.

“Ganarle a un ex campeón como Darrion Caldwell es una gran motivación. Si él fue campeón, yo lo puedo hacer. Bellator reconoce mi trabajo, por eso me han puesto como coestelar por primera vez en mi carrera. Si le gano a este ruso, también espero ganarle al próximo rival que es otro ruso, pero solo pienso en Nikita. Mi mente está en la primera meta’‘.

¿Qué significaría para ti ser campeón en Bellator?

“La mía ha sido una batalla de obstáculos, contra los problemas de la vida, dificultades familiares, económicas, problemas en tu país, pero todo eso te tiene que motivar y no destruir. Yo agarro la dificultad para avanzar. Dios me dio ese don. Me escogió para ser peleador. En Hawaii voy a demostrar todo mi poderío. Como coestelar, la gente me conocerá más en el mundo’‘.