París dice que es "el momento" de tener una visión común con Berlín sobre la UE

París, 18 ene (EFE).- Después de las tensiones franco-alemanas de 2022 en materia energética y de defensa, Francia cree que es "el momento" de tener una visión común sobre la UE con Berlín, cuatro días antes de que se celebre en París una simbólica cumbre entre los dos países, señalaron hoy fuentes del Elíseo.

"Llegamos a un momento en el que -esperemos- tengamos una visión común sobre las grandes cuestiones europeas", indicaron las mismas fuentes en una conversación con periodistas.

Cuando se cumplen los 60 años del Tratado franco-alemán, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el canciller alemán, Olaf Scholz, divulgarán en su reunión del próximo día 22 una esperada declaración conjunta para limar recientes asperezas y consolidar la cooperación futura.

En plena guerra en Ucrania, el eje franco-alemán, considerado el motor político de la Unión Europea, vivió momentos de notables desacuerdos en asuntos como el mercado de la energía en la UE, la solidaridad europea y la política común de defensa.

"Nunca hemos dejado de hablar y nunca rompimos relaciones, hablamos en todo momento, acerca de todos los asuntos", aclararon estas fuentes.

Entres los gestos que más han deteriorado la relación entre las dos principales capitales de la UE, figuró la millonaria compra de cazas estadounidenses F-35 por parte del Gobierno de Scholz, algo que las autoridades francesas interpretaron como un gesto de desdén al proyecto del avión europeo de combate (SCAF).

En ese sentido, el Elíseo recordó que a finales del año pasado se logró por fin la luz verde de la parte industrial para construir, de aquí a 2027, estos cazas europeos, un importante proyecto industrial y tecnológico en el que también participa España.

"Este acuerdo ha permitido resolver cuestiones de propiedad intelectual" de las diferentes empresas que participan en él, señaló la presidencia gala. Las francesas Airbus y Dassault y la española Indra integran el clúster industrial.

El envío de armamento pesado a Ucrania también estará encima de la mesa que compartirán Macron y Scholz, especialmente de los carros de combate alemanes Leopard 2 que utilizan Alemania y varios países europeos. Los usuarios no alemanes precisan el visto bueno de Berlín para exportar esos tanques a Ucrania.

El Elíseo comentó que Francia ya autorizó el envío de blingados ligeros AMX-10 y se limitó a decir de forma genérica que "hay anuncios convergentes" con Alemania en la transferencia de armamento a Ucrania.

Respecto a la reforma del mercado de la electricidad en la UE, en la que París y Berlín también han tenido divergencias, Francia estimó que se trata de "un asunto cada vez más urgente" y celebró que la Comisión Europea haya "avanzado bastante rápido" al respecto.

(c) Agencia EFE