Nuevo paquete de medidas contra la subida de la luz en España

·2  min de lectura
El presidente Pedro Sánchez, durante una rueda de prensa el 21 de agosto de 2021 en Torrejón de Ardoz (Madrid) (AFP/Javier Soriano)

El gobierno español de izquierda presentó el martes una nueva serie de medidas para bajar la factura de la luz a los consumidores, enfrentados a una escalada de los precios que ha causado tensiones en la coalición de gobierno.

El plan, aprobado en Consejo de Ministros, prevé una baja temporal del impuesto especial a la electricidad pagado por las empresas y los particulares, cuya tasa pasará de 5,11% a 0,5%, esta última cifra la mínima exigida por las reglas comunitarias europeas.

Incluye asimismo un mecanismo que permite limitar los beneficios extraordinarios percibidos por las compañías eléctricas gracias a los altos precios de la energía en los mercados internacionales, que podría llegar a 2.600 millones de euros (3.070 millones de dólares), según el Ejecutivo.

Esta medida, que se mantendrá en vigor hasta el 31 de marzo de 2022, permitirá reducir la factura a los consumidores, según afirmó en un comunicado el ministerio para la Transición Ecológica.

Este paquete se une a un primer tramo de medidas anunciado a fines de julio por el gobierno del socialista Pedro Sánchez, que redujo temporalmente el IVA sobre la electricidad, que pasó de un 21% a 10%, y de la suspensión del impuesto sobre la venta de producción de energía eléctrica.

Los precios de la electricidad --ya en fuerte alza desde hace meses, empujados por los costes mundiales del gas-- se dispararon en el mercado mayorista español, con un impacto esperado en la factura de la tarifa llamada "semiregulada", que afecta a alrededor de un tercio de los particulares.

Según la asociación de consumidores Facua, la factura mensual promedio de los españoles alcanza los 108 euros (128 dólares), lo que significa un alza de 62% en un año.

España padece desde hace años de una dependencia del gas para producir electricidad mucho más fuerte que la de vecinos europeos como Francia, que puede contar con sus centrales nucleares.

A finales de 2020, España era el quinto país de la Unión Europea con la electricidad más cara para particulares.

El alza de la luz ha generado tensiones en la coalición de gobierno, entre los socialistas de Pedro Sánchez y su socio minoritario de Podemos (izquierda radical), que han amenazado con salir a las calles ante la ausencia de medidas para luchar contra la "pobreza energética".

vab/du/al/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.