El papa ve su viaje a Canadá como una "peregrinación penitencial"

·1  min de lectura

El papa Francisco dijo el domingo que su visita a Canadá, donde se reunirá con indígenas que sufrieron abusos en internados católicos, será "una peregrinación penitencial".

"El próximo domingo, Dios mediante, viajaré a Canadá", dijo el papa tras el rezo del Ángelus.

Se espera que el pontífice aproveche su visita del 24 al 30 de julio para reiterar las disculpas que presentó a delegaciones canadienses que visitaron el Vaticano en abril.

Había "expresado mi dolor y solidaridad por el daño que sufrieron", dijo el papa argentino a la multitud reunida en la plaza de San Pedro.

"Y ahora me dispongo a realizar una peregrinación penitencial que espero que, con la gracia de Dios, contribuya al camino de sanación y reconciliación ya emprendido", agregó.

El papa Francisco, de 85 años, decidió mantener su viaje pese a sus dolores en la rodilla, que le han obligado a cancelar otros compromisos.

Entre finales del siglo XIX y la década de 1980, unos 150.000 niños indígenas, mestizos e inuits fueron reclutados a la fuerza en 139 internados en Canadá, donde fueron apartados de sus familias, su lengua y su cultura.

Miles murieron, principalmente de desnutrición, enfermedades o negligencia, en lo que el Comité para la Verdad y la Reconciliación definió en 2015 como un "genocidio cultural". Otros fueron víctimas de abusos físicos o sexuales.

En el último año se han encontrado más de 1.300 tumbas anónimas de niños en lugares antaño ocupados por internados y las búsquedas prosiguen en todo el país.

El sumo pontífice fue invitado personalmente por los delegados inuits a visitar su región durante los encuentros que mantuvo con ellos en marzo y abril en el Vaticano.

ide/jm/meb/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.