El papa será sometido a una infiltración de rodilla para aliviar el dolor

·1  min de lectura
El papa Francisco sonríe al término de una audiencia con peregrinos eslovacos, el 30 de abril de 2022 en el Vaticano (AFP/Vincenzo Pinto) (Vincenzo Pinto)

El papa Francisco se someterá a "una infiltración" de rodilla para aliviar el dolor que padece y que lo ha obligado a cancelar varias reuniones programadas, anunció el pontífice durante una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera publicada este martes.

"Tengo un ligamento roto, se me va a intervenir con infiltraciones y se verá. Estoy así desde hace tiempo, no puedo caminar", aseguró Franciscoe, de 85 años.

Interrogado por AFP, fuentes vaticanas precisaron que el papa argentino padece una artrosis de la rodilla derecha, que le ha afectado un ligamento, pero que no será sometido a cirugía.

La infiltración de rodilla es un procedimiento que consiste en inyectar directamente en la articulación algunos medicamentos con efecto antiinflamatorio, analgésico o regenerativo.

Francisco, que en marzo inició su décimo año de pontificado, ha tenido en las últimas semanas que pedir disculpas a los fieles que asisten a las audiencias por dar la bendición "sentado", debido a sus problemas en la rodilla derecha que le impiden estar de pie por mucho tiempo.

Francisco tiene problemas también crónicos de ciática, que le suelen causar dolores fuertes, y se sometió a una delicada operación de colon en julio de 2021.

bur-kv/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.