El Papa: “Mi pierna no está bien, el médico me ha pedido que no camine”

·3  min de lectura
Andrew Medichini/AP

El papa Francisco se disculpó el sábado con un grupo de fieles por tener que recibirles sentado debido al problema que sufre en una pierna y, aunque lo consideró una “humillación”, reconoció que debe obedecer a sus médicos.

“Ahora les impartiré la bendición y rezaremos juntos para que el Señor los bendiga a todos. Y luego os saludaré, pero hay un problema: esta pierna no está bien, no funciona, y el médico me ha pedido que no camine”, dijo con una sonrisa al término de la audiencia con peregrinos de Eslovaquia, en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Y agregó: “A mí me gusta andar, pero esta vez debo obedecer al médico. Por eso les pediré el sacrificio de subir las escaleras y os saludaré aquí, sentado. Es una humillación, pero la ofrezco por su país”.

El Pontífice, de 85 años de edad, padece un problema en la pierna derecha que le dificulta el caminar, haciéndole cojear, y le impide permanecer durante largo rato de pie.

Agustín Román: El destierro fecundo de un mensajero de paz que dio todo a todos

En las últimas semanas ha suspendido su agenda algunos días para someterse a pruebas médicas y este problema le obligó a cambiar algunos ritos durante la pasada Semana Santa, como el de la postración en la basílica vaticana por el Viernes Santo.

El 25 de febrero la Santa Sede confirmó que padecía una gonalgia aguda, es decir, un dolor en la rodilla de tipo reumático, por lo que se le recomendó más reposo, teniendo que suspender un viaje a Florencia (norte) e impidiéndole presidir el Miércoles de Ceniza.

A principios de abril, durante su viaje apostólico a Malta, no pudo bajar las escaleras del avión por primera vez y recurrió a un elevador.

Francisco ha recibido hoy en audiencia a un grupo de peregrinos eslovacos y, como prometió, saludó a una fila de ellos al término del encuentro sentado en el escenario del Aula Pablo VI.

Durante su discurso, el Papa aludió a la guerra en Ucrania, uno de sus grandes desvelos actualmente, y les agradeció por la acogida de refugiados y desplazados ucranianos.

“Recientemente su acogida ha quedado de nuevo demostrada, esta vez en el contexto trágico de la guerra. En estos meses, muchas de sus familias, parroquias e instituciones han recibido bajo su techo a madres con niños de familias ucranianas obligadas a separarse para ponerse a salvo, llegados con sus pobres equipajes”, dijo.

Andres Oppenheimer: Papa Francisco, ¡Vaya a Ucrania! | Opinión

Y añadió: “Viendo sus ojos son testigos de cómo la guerra crea violencia en los vínculos familiares, priva a los hijos de sus padres, de la escuela, abandona a los abuelos”.

El Pontífice exhortó entonces a los fieles eslovacos a “continuar rezando y trabajando por la paz” que “se construye en la vida cada día, también con los gestos de una caridad acogedora”.

“Se que son solidarios, además de con sus hermanos más próximos, también con los que están lejos, como los de Cuba”, terminó.

En el pasado, Francisco sufrió algunos ataques de ciática, reconocidos abiertamente por él, y en julio del 2021 fue operado del colon, permaneciendo ingresado durante 10 días en el hospital Gemelli de Roma.

No obstante, tras aquella convalecencia, retomó enseguida su agenda y sus viajes internacionales: en septiembre a Budapest y Eslovaquia y en diciembre a Chipre y Grecia.

Judíos de Miami viajaron al Vaticano y lograron reunirse con el papa Francisco

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.