El papa pide rezar por Benedicto XVI: "Está muy enfermo"

Benedicto XVI en una foto el pasado mes de noviembre
Benedicto XVI en una foto el pasado mes de noviembre

Benedicto XVI en una foto el pasado mes de noviembre

El papa ha pedido rezar por Benedicto XVI de 95 años, cuyas condiciones de salud son extremadamente débiles, y ha apuntado que “está muy enfermo”.

Francisco ha pedido así una “oración especial” por el papa emérito “que en silencio sostiene la Iglesia”. “Está muy enfermo. Pidamos a Dios que lo consuele y lo sostenga en su testimonio de amor a la iglesia hasta el final”, ha señalado el pontífice durante la audiencia general de este miércoles.

El director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, ha confirmado un agravamiento” de las condiciones de salud de Benedicto XVI si bien de momento no ha sido trasladado a ningún hospital y su estado está “bajo control” médico continuo.

“En las últimas horas se ha verificado un agravamiento debido a su avanzada edad. La situación en este momento está bajo control, atendido constantemente por los médicos”, ha señalado Bruni en la escueta nota de prensa.

Aunque tiene 95 años y ha reducido al mínimo su agenda pública, Benedicto XVI sigue recibiendo visitas. El pasado 27 de agosto, el papa emérito se reunió, como es su costumbre, con los nuevos cardenales creados por Francisco al final del consistorio. Sin embargo, su estado de salud no les permitió hablar con ellos.

Según su entorno, a pesar de los achaques naturales ligados a su avanzada edad, ha conservado la plena lucidez intelectual. Sin embargo, en los últimos dos años su estado de salud ha empeorado drásticamente. Además de los problemas para articular palabras, no puede desplazarse con autonomía y precisa en todo momento de una silla de ruedas.

Hace varios años que el papa emérito no participa en eventos públicos y no hay imágenes de vídeo recientes, pero la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger-Benedicto XVI suele publicar fotos de las pocas visitas que recibe.

Una de las últimas instantáneas es del 4 de noviembre cuando recibió en el convento Mater Ecclesiae, donde reside desde que renunció al pontificado en 2013, a la pintora rusa, Natalia Tsarkova, que le retrató junto a su hermano, Georg ya fallecido, y a las personas que le atienden en la actualidad.

Su longevidad como papa emérito, más de nueve años y medio, ha superado la duración de su pontificado.