El papa Francisco fue por segunda vez tapa de la revista Vanity Fair

Elisabetta Piqué
·3  min de lectura

ROMA.- El 13 de marzo de este año será el octavo aniversario de la elección del papa Francisco, que, más allá del paso del tiempo, en Italia sigue siendo muy popular y creíble.

Tanto es así que en su primer número del año, la famosa revista Vanity Fair local decidió por segunda vez dedicarle su portada al ex arzobispo de Buenos Aires, a quien ya en julio de 2013 le había dedicado una tapa, nombrándolo anticipadamente el "hombre del año", después de su primer viaje a Lampedusa, la isla del sur de Italia símbolo del drama de los refugiados.

WhatsApp dejará de funcionar el 8 de febrero si los usuarios no aceptan sus nuevas condiciones

Esta vez, en la tapa el semanario puso como título "Fratelli Tutti", el mismo de la última encíclica del Papa sobre fraternidad y amistad social y la idea fuerte de este documento magisterial; "estamos todos en la misma barca, debemos volvernos una gran familia humana": "el mensaje que nos confía el papa Francisco para enfrentar el 2021 con amor y esperanza".

Simone Marchetti, en un editorial destacó el mensaje "urbi et orbi" del Papa en la reciente Navidad marcada por la pandemia, en la que habló de esa "luz de esperanza" que representa la vacuna anticoronavirus, "un remedio que debe ser destinado a todos, especialmente a los más vulnerables y necesitados, más allá de los nacionalismos cerrados que nos impiden vivir como una verdader familia humana". Además, la fraternidad a la que llama el Papa, "capaz de encontrar al otro distinto que yo", que definió "un sentimiento poderosísimo".

El semanario, más allá de reproponer parte del mensaje "urbi et orbi", ofrece un artículo de Giorgio Dell'Arti, titulado "7 años de anticonformista" que explica en el pontificado de Jorge Bergoglio en 5 minutos; otro del director editorial del Vaticano, Andrea Tornielli, que cuenta que la primera pregunta que se hizo el Papa al desencadenarse la pesadilla del coronavirus fue "¿qué futuro queremos construir después de la pandemia?"; y uno más de la escritora Elena Loewenthal, que elogió al papa venido del fin del mundo por ser su capacidad de llegar también a quienes no son cristianos. "¿Quién jamás podrá olvidarlo, ese domingo de marzo debajo de una lluvia fría y gris, mientras implora a Dios '¡sálvanos!'?, se preguntó la autora, aludiendo a la oración contra la pandemia del 27 de marzo último.

Según un sondeo realizado por Demos % Pi para el diario La Repubblica, publicado a fines de noviembre pasado, el papa Francisco, que desde que fue electo se encuentra en el centro de la atención pública y mediática por asumir y tomar decisiones discutidas en el mismo seno de la institución, sigue contando con una gran popularidad: el 70% de la gente le tiene más confianza a él, que a la Iglesia católica en general. Es una de las figuras más creíbles, que cuenta con el consenso de 7 italianos de 10, que es un consenso transversal, que supera las barreras del mundo católico. Según el sondeo, el 91% de los que van regularmente a misa, el 72% de los que van a veces y el 50% de los no practicantes, sienten máxima confianza en el papa Francisco.