El papa Francisco retomó el contacto con la política argentina y recibió al kirchnerista Pietragalla

·5  min de lectura
El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, y la embajadora argentina ante la Santa Sede, María Fernanda Silva
Twitter

El papa Francisco recibió la semana pasada en una audiencia privada en el Vaticano al secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, alineado en la interna del Frente de Todos con la vicepresidenta Cristina Kirchner. El encuentro tuvo lugar días después de la visita del jefe de asesores del presidente Alberto Fernández, Juan Manuel Olmos, quien mantiene con el Papa una antigua relación de confianza.

Mientras tanto, se mantiene la indefinición del pedido de audiencia que le hizo llegar Cristina Kirchner al Santo Padre , según confiaron a LA NACION fuentes del Vaticano.

Alberto Fernández echó a Kulfas por criticar a Cristina Kirchner

Pietragalla Corti viajó a Roma para “dar impulso a los procesos que se realizan por crímenes de lesa humanidad cometidos en la Argentina”, para lo cual se reunió con funcionarios judiciales, abogados y fiscales italianos, informó oficialmente el organismo a su cargo. También mantuvo un encuentro con el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, con quien conversó sobre el acceso a los archivos de la última dictadura militar que se conservarían en la Santa Sede. Lo acompañó la embajadora argentina ante el Vaticano, María Fernanda Silva.

El funcionario recordó en Twitter que Francisco dispuso en 2016 la desclasificación de los archivos de la Santa Sede sobre el período 1976-1983, conformado en su mayoría “por cartas de familiares en busca de ayuda en la Iglesia, así como respuestas y gestiones realizadas por la institución”. Señaló que el acceso a estos documentos “es un reclamo histórico de los organismos de derechos humanos argentinos”.

Nieto recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo y exdiputado nacional, Pietragalla Corti impulsó polémicas iniciativas en los últimos años, como los recursos presentados por la Secretaría de Derechos Humanos a la Justicia, con motivo de la pandemia, para pedir la liberación de exfuncionarios kirchneristas presos por causas de corrupción, como Amado Boudou y Ricardo Jaime, entre otros.

Francisco, en tanto, había recibido el 27 de mayo a la señora Taty Almeida, principal referente de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien reveló un diálogo muy sugestivo que tuvo con el pontífice cuando se despidieron. “Le dije ‘hasta pronto’ y él me respondió: ‘Ojalá que sea en la Argentina’“, contó Almeida a la agencia Télam.

Francisco recibió a Taty Almeida en la residencia de Santa Marta
Twitter


Francisco recibió a Taty Almeida en la residencia de Santa Marta (Twitter/)

En la actualidad se llevan adelante en Italia tres procesos por crímenes de lesa humanidad que atañen a la Argentina. Uno es el pedido de extradición del excapellán del Ejército Franco Reverberi Boschi, que se definirá en la audiencia que se celebrará el 30 de junio ante la Corte Suprema de Justicia italiana, luego de haber sido rechazado en la instancia anterior. La causa original se tramita en San Juan y la Secretaría de Derechos Humanos actúa como querellante.

Pietragalla Corti persigue, también, la extradición del militar Carlos Luis Malatto, quien actuó como teniente en el Regimiento de Infantería N°2 de San Juan, luego de que la solicitud también fuera rechazada en primera instancia. El tercer caso es el juicio contra el represor uruguayo Jorge Troccoli, en el caso de tres personas cuyos cuerpos fueron encontrados en 2014, en una fosa común. En este proceso, el Estado argentino es querellante.

Contacto con la política argentina

Las visitas de los funcionarios y dirigentes, en audiencias privadas, dan cuenta de que Francisco retomó el contacto con la política argentina, en los espacios que le dejan libre su apretada agenda, la fuerte preocupación por las graves consecuencias de la guerra en Ucrania y la atención del problema de su rodilla.

“Está recibiendo más gente, según lo que le permite la agenda y el tiempo de que dispone”, deslizó un obispo que visitó a Francisco en la residencia de Santa Marta, en diálogo con LA NACION.

La apertura de la agenda contrasta con la cancelación de la audiencia con el canciller Santiago Cafiero -soldado del Presidente-, suspendida el día anterior a raíz de los problemas del Papa con su rodilla.

“No hay nada especial. La indicación del Presidente es que seamos extremadamente cuidadosos y respetuosos con el vínculo con Francisco y que no lo mezclemos con la puja política local”, declaró a LA NACION una fuente de la Casa Rosada.

Añadió que en el diálogo de Alberto Fernández con Joe Biden se coincidió “en la enorme estatura del liderazgo moral del Papa”, al hacer referencia a la audiencia general de ese día, en la que Francisco pidió “no usar el trigo como un arma de guerra”.

El Papa, en tanto, recibió al asesor presidencial Olmos en Santa Marta y el funcionario concurrió con su esposa, María Rosa Muiños, directora de la Defensoría de la Ciudad. El matrimonio ha frecuentado al pontífice desdelos tiempos en que era arzobispo de Buenos Aires.

Las audiencias privadas de Francisco con Olmos y con Pietragalla Corti se suman a los recientes encuentros que el Papa mantuvo con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, y con el intendente del municipio bonaerense de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quienes compartieron en Roma actividades del movimiento pontificio internacional Scholas Occurrentes.

Argumentos falsos para tapar el verdadero escándalo

También estuvieron y saludaron al Papa el intendente de Ushuaia, el camporista Walter Vuotto, y el senador nacional Martín Lousteau (Juntos por el Cambio), cuya presencia estuvo más vinculada al cantante Bono, de U-2, quien a través de legislador radical intercambió un saludo con Francisco.

“Han ido otros dirigentes de distintos partidos políticos, pero no lo han hecho público. A veces porque se acuerda así, otras veces porque ellos mismos van sólo con la actitud de consultarle algo reservado, o de escuchar algún consejo”, comentó una fuente eclesiástica, sin dar nombres.

Las audiencias que quedan registradas son las que tienen carácter oficial y se desarrollan en el Palacio Apóstólico. Otras reuniones son más privadas y reservadas, en la residencia de Santa Marta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.