El papa Francisco reclamó agua para todos y elogió a la Universidad argentina del agua

Elisabetta Piqué
·3  min de lectura
Sir Elton John, declarado admirador del papa Francisco, criticó duramente la postura de la Iglesia católica sobre el matrimonio gay
Reuters

ROMA.- El papa Francisco reclamó hoy “agua potable y servicios higiénicos” para todos los que aún no cuentan con este servicio esencial y agradeció especialmente a quienes trabajan para que esto suceda en su patria, en la Argentina, mencionando a la Universidad del Agua que preside su amigo antropólogo judío, Luis Liberman.

“Mañana se celebra la Jornada Mundial del Agua, que nos invita a reflexionar sobre el valor de este maravilloso e insostituible don de Dios”, recordó el ex arzobispo de Buenos Aires. Otra vez “enjaulado” en la Biblioteca del Palacio Apostólico debido al nuevo confinamiento en vigor en Italia por el coronavirus y no asomado a la ventana de su despacho para la tradicional oración del Angelus dominical, el Papa explicó que para los creyentes la “hermana agua” no es una mercadería. “Es un símbolo universal y es fuente de vida y salud. ¡Demasiados hermanos, muchos, muchos hermanos y hermanas tienen acceso a poca agua y quizás contaminada!”, denunció. “Es necesario asegurar a todos agua potable y servicios higiénicos”, reclamó, para luego agradecer y alentar a todos los que, con diversas profesionalidades y responsabilidad, trabajan para este objetivo tan importante. “Pienso por ejemplo en la Universidad del Agua, en mi patria, en quienes trabajan para llevarla adelante y hacer entender la importancia del agua”, dijo. “¡Muchas gracias a ustedes argentinos que trabajan en esta Universidad del Agua!”, agregó, en una mención sorpresiva ya que el papa Francisco no suele prodigarse en referencias a su madre patria.

Francisco elogió, así, al Instituto Universitario del Agua y el Saneamiento (UIAS) creado a fines de enero pasado a través de un decreto del gobierno nacional, que funcionará en el emblemático Palacio de Aguas Corrientes y brindará capacitación universitaria de grado y posgrado en la materia. Su rector es el antropólogo Luis Liberman, amigo de Jorge Bergoglio desde hace tiempo, que en febrero de 2017 organizó un seminario sobre el Derecho al Agua en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, que contó con la presencia del Papa. Debido a la pandemia, el año pasado Liberman organizó un ciclo de foros virtuales sobre el Derecho al Agua junto a la REPAM (Red Eclesial Pan Amazónica, cuyo presidente es el cardenal brasileño Claudio Hummes), enmarcado el en quinto aniversario de la Encíclica Laudato Si´, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), el Acuerdo de París (COP 21) y los desafíos de la pandemia.

En otro orden y al recordar que hoy en Italia se celebra la “Jornada de la Memoria y del Compromiso en recuerdo de las víctimas inocentes de las mafias”, el papa Francisco condenó a las mafias “presentes en varias partes del mundo que, aprovechando de la pandemia, se están enriqueciendo con la corrupción”. En este marco, recordó que San Juan Pablo denunció la “cultura de muerte” de las mafias y que su predecesor, Benedicto XVI, papa emérito, las condenó como “caminos de muerte”. “Estas estructuras de pecado, estructuras mafiosas, contrarias al Evangelio de Cristo, confunden la fe con la idolatria”, explicó. “Hoy hacemos memoria de todas las víctimas y renovamos nuestro compromiso contra las mafias”, concluyó.