Papa Francisco se reúne con cardenal que destituyó, en aparente reconciliación

Philip Pullella
·2  min de lectura
El Papa Francisco celebra una Misa Crismal dentro de la Basílica de San Pedro en el Vaticano el 1 de abril de 2021.

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 1 abr (Reuters) - El Papa Francisco celebró la misa el jueves con el cardenal Angelo Becciu, según el cardenal que fue destituido por el pontífice en septiembre pasado por acusaciones de malversación y nepotismo.

Becciu dijo a periodistas italianos que la misa se celebró en la capilla del apartamento del cardenal en el Vaticano. El padre Angelo Sceppacerca, asistente del cardenal, confirmó el encuentro en una llamada telefónica con Reuters.

El Vaticano no tenía comentarios oficiales, pero el sitio web oficial de Vatican News publicó un breve artículo al respecto.

La misa se realizó el Jueves Santo, día en que los cristianos conmemoran la fundación del sacerdocio por Jesús en la Última Cena con sus apóstoles.

Francisco había delegado la misa oficial de la tarde del Jueves Santo en la Basílica de San Pedro a otro prelado, el cardenal Giovanni Battista Re. El Vaticano no había dado una razón por la cual Francisco no realizaría el mismo la misa.

La noticia del encuentro con Francisco fue tan sorpresiva como cuando el Papa destituyó repentinamente a Becciu en septiembre pasado.

Becciu dijo que en ese momento el Papa estaba actuando sobre la información proporcionada al pontífice por magistrados vaticanos e italianos. Becciu todavía está bajo investigación.

El Papa lo despidió como jefe del departamento del Vaticano que decide quiénes se convertirán en santos católicos y también lo despojó de sus derechos como cardenal, incluyendo la participación en un eventual cónclave para elegir un nuevo Papa.

Becciu, que ha negado las acusaciones de irregularidades relacionadas con los contratos que la Iglesia entregó a sus hermanos, dijo en septiembre pasado que el Papa le había dicho en una tormentosa reunión que "Ya no confío en ti".

Becciu también se ha visto envuelto en un escándalo del Vaticano sobre la utilización de dinero de la Iglesia para invertir en un edificio de lujo en Londres. También ha negado haber actuado mal en ese caso.

(Reporte de Philip Pullella, Editado en Español por Manuel Farías)