El papa Francisco pide a los líderes mundiales garantizar a los más pobres el acceso a las vacunas contra COVID-19

Newsweek México
·2  min de lectura

EL PAPA Francisco ha hecho un llamado a los líderes mundiales para que el acceso a las vacunas contra COVID-19 sea universal y beneficie a los más pobres y vulnerables.

Durante la conmemoración de su cumpleaños número 84, hizo la petición en un mensaje divulgado por el Vaticano.

“Renuevo mi llamamiento a los responsables políticos y al sector privado para que adopten las medidas adecuadas a fin de garantizar el acceso a las vacunas contra el COVID-19 y a las tecnologías esenciales necesarias para prestar asistencia a los enfermos y a los más pobres y frágiles”, escribió el papa Francisco.

También lee: “Son hijos de Dios”: el papa Francisco respalda uniones civiles entre personas del mismo sexo

Se informó que dicho mensaje será leído en las parroquias con ocasión de la Jornada Mundial de la Paz, el 1 de enero. Además, el pontífice propuso constituir un Fondo Mundial con el dinero que se usa para la fabricación de armas y los gastos militares para la lucha contra la pobreza.

“Qué valiente decisión sería”, comentó. “El hambre está echando raíces donde antes se desconocía”, alertó.

Además, pidió que se cree “una nueva cultura” para combatir la pandemia de coronavirus y las guerras que azotan el mundo y denunció la aparición de “nuevas formas” de racismo y xenofobia.

Te recomendamos: La fraternidad, el “dogma neoliberal” y otros puntos clave de la encíclica del papa Francisco

Estos y otros eventos, que han marcado el camino de la humanidad en el último año, nos enseñan la importancia de hacernos cargo los unos de los otros y también de la creación, para construir una sociedad basada en relaciones de fraternidad, dijo.

“Es doloroso constatar que, lamentablemente, junto a numerosos testimonios de caridad y solidaridad, están cobrando un nuevo impulso diversas formas de nacionalismo, racismo, xenofobia e incluso guerras y conflictos que siembran muerte y destrucción”.

En su mensaje también expresó que la pandemia de COVID-19 muestra al mundo que “estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos”, porque “nadie se salva solo” y ningún Estado nacional aislado puede asegurar el bien común de la propia población. N