El papa Francisco inicia viaje a Canadá para disculparse con pueblos indígenas

·4  min de lectura
© Vaticano/Vía Reuters

El Papa Francisco inició este domingo 24 de julio una tensa visita oficial de seis días a Canadá, con el objetivo principal de disculparse con los pueblos indígenas por los abusos de los misioneros en internados cristianos, entre el siglo XIX y la década de 1970. El pontífice también se refirió a la guerra en Ucrania y aseguró que tiene un "gran deseo" de visitar Kiev.

Como un "viaje penitencial" describió el papa Francisco su visita oficial a Canadá.

El máximo representante de la Iglesia católica, que permanecerá en el país durante seis días, desde este domingo 24 de julio, tiene como objeivo pedir disculpas a los pueblos indígenas por los abusos que sufrieron por parte de religiosos en los internados entre el siglo XIX y la década de 1970, en los llamados procesos de "asimilación".

Se trata de un paso clave en los esfuerzos del Vaticano para reconciliarse con las comunidades nativas de América del Norte y ayudarlas a sanar traumas que se extendieron por generaciones.

"Este es un viaje penitencial, lo hacemos con este espíritu", afirmó Francisco, durante el trayecto a bordo del avión papal, antes de ser recibido en el aeropuerto de Edmonton, Alberta, por el primer ministro canadiense Justin Trudeau y Mary May Simon, la primera gobernadora general indígena de la nación, del pueblo inuit.

El papa ha dado prioridad a los encuentros con los pueblos aborígenes, sostendrá al menos cinco reuniones con ellos, mientras que las conversaciones con las autoridades del país están programadas hasta el miércoles 27 de julio, en Quebec.

No obstante, los grupos indígenas buscan más que solo palabras en momentos en que presionan para acceder a los archivos de la Iglesia con el fin de conocer el destino de los niños enviados a los internados y que nunca regresaron a sus hogares.

Asimismo, exigen justicia y castigos para los abusadores, reparaciones económicas y la devolución de las reliquias indígenas que se encuentran en poder de los Museos Vaticanos.

“Esta disculpa valida nuestras experiencias y crea una oportunidad para que la iglesia repare las relaciones con los pueblos indígenas de todo el mundo (...) Pero esto no termina aquí, hay mucho por hacer. Es un comienzo”, sostuvo el Gran Jefe George Arcand Jr., de la Confederación del Tratado Seis.

El Gobierno canadiense ha admitido que los abusos físicos y sexuales proliferaron en las escuelas cristianas financiadas por el Estado, que operaron desde el siglo XIX hasta la década de 1970.

Alrededor de 150.000 niños indígenas fueron separados de sus familias y obligados a asistir en un esfuerzo por aislarlos de la influencia de sus hogares, lenguas y culturas nativas y “adaptarlos” a la sociedad cristiana de Canadá.

La Comisión de la Verdad y la Reconciliación del país, en 2015, pidió que se entregara una disculpa papal en suelo canadiense, pero fue solo hasta 2021, después del hallazgo de los restos de alrededor de 200 niños en la antigua escuela residencial Kamloops, en Columbia Británica, que el Vaticano se movilizó para cumplir con la solicitud.

“Honestamente, creo que si no fuera por el descubrimiento y toda la atención que se puso sobre los clérigos o la Iglesia Católica, no creo que nada de esto hubiera sucedido”, aseguró Raymond Frogner, archivista principal en el Centro Nacional para la Verdad y la Reconciliación, que sirve como un recurso para la investigación de lo ocurrido en esas escuelas católicas.

Esta visita también representa una prueba para la salud del papa, quien tuvo que cancelar un viaje a República Democrática del Congo y Sudán del Sur a principios de julio debido a un problema en la rodilla que le ha obligado recientemente a utilizar una silla de ruedas y un bastón.

El papa señala “gran deseo” de visitar Ucrania

El líder del Vaticano también denunció una vez más la guerra lanzada por Rusia contra Ucrania, expresó su respaldo al país atacado y pidió el fin del conflicto que ha cobrado la vida de miles de personas y deja más de 9 millones de ciudadanos en el exilio.

"Tengo un gran deseo de ir a Kiev", aseguró el papa cuando se le preguntó sobre un posible viaje futuro a Ucrania.

Ningún papa ha visitado nunca Moscú y Francisco ha condenado de forma reiterativa la invasión rusa contra su vecino país. El pasado junio acusó implícitamente al Kremlin de librar una "guerra de agresión cruel y sin sentido".

En una entrevista exclusiva a principios de este mes de julio, el líder religioso aseguró a Reuters que esperaba poder ir a la capital rusa y a Kiev poco después de su viaje a Canadá.

Luego de la entrevista, el Gobierno de Vladimir Putin señaló que no había tenido un contacto sustancial con el Vaticano con respecto a una posible visita, mientras que Ucrania renovó su invitación al pontífice para que se dirija a esa nación.

Por lo pronto, para este lunes 25 de julio, en su segundo día de gira en Canadá, el pontífice tiene programado un encuentro con los sobrevivientes de los abusos de los misioneros, cerca de un antiguo internado en Maskwacis, donde se espera que presente una disculpa oficial.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.