El Papa Francisco dice que el esfuerzo del viaje a Canadá demuestra que podría tener que retirarse

·2  min de lectura

El Papa Francisco señaló que podría ser el momento de retirarse pronto debido a problemas de salud, al concluir su viaje a Canadá el sábado.

Al final de la gira de seis días al país, el pontífice de 85 años dijo que ya no puede viajar como antes debido a sus dolencias físicas.

“No es extraño. No es una catástrofe. Se puede cambiar al Papa”, comentó sentado en una silla de ruedas de avión durante una rueda de prensa de 45 minutos.

“Creo que a mi edad y con estas limitaciones, tengo que ahorrar (mi energía) para poder servir a la iglesia, o, por el contrario, pensar en la posibilidad de hacerme a un lado”, agregó.

Durante el viaje a Canadá, se vio al Papa por primera vez utilizando una silla de ruedas, un andador y un bastón para desplazarse, lo que redujo su programa y su capacidad de interactuar con las multitudes.

A principios de este año se lesionó los ligamentos de la rodilla derecha.

El tratamiento continuo de su rodilla le obligó a cancelar un viaje a África que estaba previsto para la primera semana de julio.

“Intentaré seguir haciendo los viajes y estar cerca de la gente porque creo que es una forma de servir, de estar cerca. Pero más que esto, no puedo decirlo”, declaró.

El lunes, el Papa presentó una disculpa largamente solicitada por el papel de la Iglesia Católica en el sistema de “escuelas residenciales” de Canadá, en el que se estima que 150.000 niños fueron separados de sus familias entre 1883 y la década de 1970.

Los niños indígenas fueron brutalmente obligados a asimilarse en estas escuelas y a menudo fueron objeto de negligencia y abusos físicos y sexuales.

Las órdenes católicas gestionaron 66 de las 139 escuelas residenciales financiadas por el gobierno, los lugares de lo que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Canadá ha considerado un “genocidio cultural”.

El Papa indicó el sábado que no utilizó la palabra “genocidio” porque no se le ocurrió.

El gobierno canadiense afirmó el miércoles que su disculpa no era suficiente.

“Es cierto que no usé la palabra porque no me vino a la mente, pero describí el genocidio, ¿no?”, explicó Francisco.

“Me disculpé, pedí perdón por esta obra, que fue un genocidio”.

También confirmó que esperaba viajar a Kazajistán a mediados de septiembre para una conferencia interreligiosa en la que podría reunirse con el Patriarca ortodoxo ruso Kirill, que ha justificado la guerra en Ucrania.

Un viaje a Kyiv también estaba en la agenda del Papa, aunque todavía no se ha confirmado el calendario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.