Los Papás Noel que alegrarán a los niños de Río de Janeiro este año ya están graduados

Río de Janeiro, 31 oct (EFE).- Los Papás Noel que alegrarán a los niños de Río de Janeiro en la Navidad de este año ya están formados, a poco menos de dos meses de la festividad, y dieron este martes una muestra de la alegría que esperan transmitir, durante un llamativo paseo en el que conmemoraron su graduación.

Los 45 profesionales que se formaron este año en la Escuela de Papa Noel de Brasil, todos vestidos a carácter con el tradicional traje rojo y luciendo largas barbas blancas, saludaron efusivamente a niños y adultos en el paseo que hicieron en el tranvía que trepa por las calles del bohemio y turístico barrio de Santa Teresa, en el centro de esta ciudad brasileña.

Tras un animado recorrido que pasó por encima de los Arcos de Lapa, el antiguo acueducto de Río de Janeiro e importante punto turístico, los ahora formados Papás Noel recibieron sus respectivos diplomas.

Esta pintoresca escuela ofrece desde hace 30 años un curso de formación especializada a personas, principalmente jubilados y desempleados, que quieren desempeñarse como Papa Noel durante la Navidad para visitar escuelas públicas, guarderías, instituciones para discapacitados y centros comunitarios en las favelas cariocas.

El director de la escuela, Limachem Cherem, explicó que durante el curso, impartido en los cuatro martes de octubre, los aspirantes reciben clases de interpretación, improvisación, música, trabajo del cuerpo, maquillaje y confección de disfraz.

La ceremonia de graduación de Papás Noel es considerada como el marco de apertura extraoficial de la temporada navideña en una ciudad famosa por su Carnaval y a la que le gusta convertir todo en fiesta.

Los graduados, que entonaron canciones navideñas durante todo el recorrido y posaron para fotografías con turistas y curiosos, sorprendieron por su intento de variar el tradicional disfraz, ya que había desde el Papá Noel surfista y jardinero hasta el que vestía sin ningún tapujo una pijama.

"Mi intención es llevarle a los niños alegría, salud, paz y amor y mucha felicidad", afirmó a EFE Ubirajara Costa dos Santos, el Papá Noel surfista y que dijo desempeñarse como "fiscal de la naturaleza, es decir jubilado".

Cesar Alberto Monsani, un desempleado de 60 años, afirmó que su intención es esparcir amor y esperanza entre los que más lo necesitan y no exclusivamente entre los niños.

"Como siempre hago, voy a llevar amor y esperanza a las comunidades (pobres), donde están los niños que más necesitan, pero también a instituciones para deficientes mentales y centros municipales", aseguró.

(c) Agencia EFE