Paola Marie Miranda-Rosa, la mujer de Osceola “extremadamente amada”, sigue desaparecida después de la búsqueda en Wekiwa Springs

·2  min de lectura

La última vez que alguien de la familia de Paola Marie Miranda Rosa la vio, estaba almorzando con su mamá, su abuela y su tío el 17 de diciembre.

Más tarde ese día, llegó a una cita con su médico, dijo su hermana Andrea Miranda en un video publicado en YouTube el domingo. Al día siguiente, hizo un depósito en un cajero automático y luego se dirigió al Parque Estatal Wekiwa Springs, donde los testigos les dijeron a los oficiales de Osceola que la vieron.

“Después de eso, Paola simplemente desapareció”, dijo Miranda. “El parque ha sido completamente registrado. Ella no está ahí. En este punto, la estamos buscando por todas partes“.

El automóvil de Miranda Rosa fue encontrado más tarde en el parque, lo que inició una búsqueda masiva de tres días que terminó el jueves, según un comunicado publicado en Facebook por la Oficina del Sheriff del Condado de Osceola.

Más de 150 agentes de la ley de la Oficina del Sheriff del Condado de Osceola, la Oficina del Sheriff del Condado de Orange y otras agencias registraron el parque estatal utilizando aviones, drones, botes, buzos, sabuesos y voluntarios a caballo.

En otro video también publicado en YouTube, la madre de Miranda-Rosa, Ivonne Rosa, dijo que su hija estaba emocionada por la Navidad y que no habría desaparecido simplemente.

“Ella ya había comprado sus regalos de Navidad para sus perritos”, dijo Rosa en español. “Ella nunca solía salir y dejar a sus perros solos en su casa. Se fue con el propósito de regresar a su casa. No sabemos qué pasó que ella no regresó, no regresó a su casa “.

En una entrevista con Telemundo 31 en Orlando la semana pasada, Miranda dijo que Miranda Rosa pudo haber tenido un episodio de salud mental y se había confundido y perdido y podría necesitar ayuda para encontrar el camino a casa.

“Te amamos, te queremos, estamos esperando por ti”, dijo el padre de Miranda Rosa, Gustavo Mirandaen la entrevista de Telemundo. “Todos. Familiares, amigos y personas que ni siquiera te conocen“, añadió.

Los agentes de Osceola dijeron que no creen que haya habido mano criminal involucrada en su desaparición.

“No nos vamos a rendir”, dijo Miranda. “No queremos que nadie se rinda. Queremos que sepas que Paola fue muy querida. Ella nos amaba“.

Miranda mide 4 pies 10, pesa 145 libras y tiene cabello violeta rojizo y ojos marrones.

Dado que la búsqueda en Wekiwa Springs no arrojó nuevas pistas, cualquier persona que haya visto a Miranda-Rosa o tenga información sobre su desaparición debe comunicarse con la Oficina del Sheriff del Condado de Osceola al 407-348-2222.

Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por las periodistas Desiree Stennet y Jennifer A. Marcial Ocasio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.