Panorama desalentador en La Marquesa por poca afluencia de personas

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., abril 1 (EL UNIVERSAL).- Pese a que los prestadores de servicio, restaurantes, renta de caballos y motonetas en La Marquesa, municipio de Ocoyoacac esperaban la llegada de visitantes para estas vacaciones de Semana Santa, hasta hoy 31 de marzo, el panorama es desalentador.

Miguel Sánchez, atiende un restaurante. Dijo que es un negocio familiar en el que venden alimentos y también rentan caballos.

Comentó que si bien han sido meses difíciles porque casi no llega gente a rentar sus servicios, las cabañas y tampoco a comer, como ocurría en fines de semana antes de la pandemia; los dueños de los negocios y sus empleados confiaban en lograr un repunte en estos días, pero hasta ahora no es así.

"Sí llegan algunas personas, vienen dos o tres familias. Hay algo de afluencia, pero en años pasados a estas alturas veíamos a cientos de personas llegar, grupos de joven a rentar las cuatrimotos, los caballos y de paso consumían comida", afirmó.

Dijo que la zona turística está compuesta por 80 valles, cómo se conoce a las zonas de motos, caballos, gotcha, tirolesa, comida, esferas acuáticas y significa el empleo de aproximadamente 3 mil personas, muchos de ellos familias de San Jerónimo Acazulco y La Marquesa.

Detalló que si bien al reanudar actividades, tras casi un año de haber cerrado por motivo de la pandemia, "muchos nos quedamos sin sustento, casi en quiebra y la verdad ha sido muy difícil salir adelante de esta situación económica que nos dejó el Covid -19", señaló el comerciante.

Indicó que más del 80% de los habitantes de las comunidades de San Jerónimo Acapulco y San Pedro Atlapulco viven de las ventas en estos negocios y la renta de equipo, pues antes de la pandemia durante la Semana Santa recibieron hasta 300 mil visitantes.

"Esperamos que ya para el viernes y sábado comiencen a llegar más personas, las familias que no vayan a la playa, porque la verdad somos paso obligado hacia Valle de Bravo, Ixtapan de la Sal, para Toluca y creo que muchos si van a un balneario, a pasear, podrían parar para desayunar aquí", confió.