Panetta del BCE da un paso atrás sobre compromiso de subir las tasas en marzo: Handelsblatt

IMAGEN DE ARCHIVO: Vicegobernador del Banco de Italia, Fabio Panetta, de pie en un corredor del Banco de Italia antes de su nombramiento en la junta de gobierno del Banco Central Europeo, en Roma

Fráncfort, 24 ene (Reuters) - El Banco Central Europeo no debería comprometerse a subir las tasas de interés más allá de febrero, sobre todo porque hay motivos para un optimismo prudente sobre la inflación, dijo Fabio Panetta, lo que pone de manifiesto las discrepancias entre los responsables de política monetaria.

El BCE prácticamente se ha comprometido a subir su tasa de interés oficial medio punto porcentual próxima semana al 2,5%, pero los responsables de política monetaria expresan diferentes preferencias para marzo, lo que sugiere que el debate está muy abierto a pesar de la orientación de un endurecimiento significativo de la política monetaria a un "ritmo constante".

Algunos, como los jefes de los bancos centrales neerlandés y eslovaco, han pedido específicamente un aumento de 50 puntos básicos en marzo, mientras que otros, como los gobernadores de los bancos centrales griego e italiano, prefieren una mayor cautela y movimientos graduales.

"Hay demasiada incertidumbre en la economía como para comprometerse incondicionalmente con una política específica", declaró Panetta al diario alemán Handelsblatt en una entrevista publicada el martes.

"Más allá de febrero, cualquier orientación incondicional -es decir, no relacionada con las perspectivas económicas- se apartaría de nuestro enfoque basado en los datos", agregó el miembro del Consejo del BCE.

Panetta dijo que los responsables de política monetaria deben basar su eventual decisión en la evolución de la inflación, los salarios, los precios de la energía, la evolución de la guerra de Rusia en Ucrania y el comportamiento de la economía mundial.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha dicho en repetidas ocasiones que las tasas deben subir de forma significativa a un ritmo constante, y su orientación sigue siendo la de un alza de 50 puntos básicos en febrero y posiblemente en marzo.

La inflación de la zona euro bajó al 9,2% en diciembre, desde el 10,6% de octubre, y la caída de los precios de la energía suscita cierto optimismo.

"Hemos tenido buenas noticias en el frente de la inflación, ya que es probable que los choques de oferta que han afectado a la economía en los últimos meses estén empezando a revertirse", dijo Panetta.

(Reporte de Balazs Koranyi; Editado en español por Javier Leira)