Pandora Papers: las operaciones offshore de Zulemita Menem, de una deuda de Emir Yoma a un divorcio conflictivo

·8  min de lectura
Zulemita Menem en los Pandora Papers
Zulemita Menem en los Pandora Papers

Una deuda familiar incobrable, un divorcio conflictivo, alquileres en Miami y un negocio con una conocida concesionaria de autos frente al Monumental, en Núñez. Los motivos que llevaron a Zulemita Menem a operar en el mundo offshore fueron de lo más diversos e incluyeron cuatro sociedades en las Islas Vírgenes Británicas (BVI) que estuvieron operativas entre 1997 -cuando Carlos Menem transitaba su segunda presidencia- y 2006. Pero s egún la heredera del expresidente riojano, fallecido este año, ninguna de estas actividades involucró dinero de su padre.

Zulemita, empresaria, licenciada en comercio exterior y heredera de Carlos Menem -a quien acompañó hasta el final de sus días- figuró vinculada a cuatro sociedades offshore: Ralsen Properties Limited, Menfield Holdings Limited, Belclair Holdings y Nustal Enterprises. Todas funcionaron con el apoyo de de Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), un estudio de abogados panameño que brinda servicios a corporaciones y personas de alto patrimonio, según surge de los casi 12 millones de documentos de los Pandora Papers, a los que accedió el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) que integra LA NACION junto a Infobae y elDiarioAR.

El “sucesor” de Yabrán atesoró US$145 millones de la venta de OCASA con una estructura offshore

Según pudo reconstruir el equipo argentino de ICIJ en base a los Pandora Papers y otros registros públicos, de su vinculación a esas firmas surge que Zulemita tuvo y cedió un pagaré a una firma offshore por una deuda de Emir Yoma, que operó contratos de alquiler en Miami, que vendió una embarcación de lujo junto a su exmarido italiano y que tramitó un préstamo en un banco nigeriano, junto a un socio, para abrir una concesionaria Toyota sobre la avenida Figueroa Alcorta.

“Si bien mi padre estuvo en la función pública yo jamás lo hice y estoy en la actividad privada desde mis 18 años, incluso antes de terminar mis estudios en Comercio Exterior. Mi padre jamás se involucró ni participó en mis empresas”, dijo Zulemita Menem al responder las consultas del equipo argentino de ICIJ. Y agregó: “Todas mis cuentas en el país y en el extranjero están en mi declaración jurada impositiva”.

Asuntos de familia

Zulemita Menem habló con la prensa en la puerta del Congreso
Silvana Colombo


Zulemita Menem habló con la prensa en la puerta del Congreso (Silvana Colombo/)

Zulemita Menem dijo al equipo argentino de ICIJ que fue beneficiaria de un pagaré por una deuda familiar de Emir Yoma, el icónico cuñado presidencial y asesor todoterreno de Carlos Menem que terminó preso por el contrabando de armas e involucrado en varias denuncias de corrupción, como el Swiftgate. Según los Pandora Papers, Zulemita cedió ese pagaré a su favor a Ralsen Properties Limited, una firma registrada en Islas Vírgenes en 1997 con dos “pantallas” en su directorio, Andrés M. Sánchez y Myrna de Navarro.

“Tuve que iniciar un reclamo judicial para que Emir Yoma me abonara una deuda privada y familiar que lamentablemente nunca pude cobrar, ni en los Estados Unidos, ni en la Argentina”, dijo Zulemita. En marzo de 2009, Ralsen Properties Limited emitió un poder a favor del abogado argentino Cristian Martínez Rey, para que pudiera “llevar adelante cualquier pleito judicial a nombre de la sociedad”. Zulemita dijo que esa gestión “fue pura y exclusivamente para iniciar el juicio en la Argentina” y que ella no tuvo más relación con la firma de las Islas Vírgenes desde que se frustró el cobro del crédito a Emir Yoma.

ICIJ buscó, a través de tres miembros de la familia, obtener la versión de Emir Yoma sobre la supuesta deuda incobrable a la que refirió su sobrina, pero no recibió respuesta.

La hija del expresidente no quiso detallar el monto del pagaré ni a qué obedeció y se limitó a hablar de una deuda “familiar”.

Embarcación de lujo

Zulemita también figuró con un poder para operar con la firma Belclair Holdings, creada en las Islas Vírgenes 2004, junto a su exesposo, el italiano Paolo Bertoldi, con quien tuvo su primer hijo. Casados en junio de 2003 en una boda discreta en Santa Margherita Ligure, Génova, vivieron en Miami y tuvieron una relación conflictiva con denuncias cruzadas en la justicia, hasta que se divorciaron oficialmente en 2007. Presentado por los medios como un poderoso empresario, Zulemita aclaró alguna vez que Bertoldi no era “ni príncipe ni mendigo” y que se dedicaba a exportar aceites.

Según los Pandora Papers, a través de Berclair Holdings, Bertoldi vendió una embarcación llamada “Riccione” y emitió un documento para autorizar la venta de un condominio en Gibraltar. Zulemita tuvo un poder sobre la firma entre el 12 de noviembre y el 6 de diciembre de 2004. Lo recuperó el 18 de abril de 2006. “Compartí la propiedad de la embarcación con mi exmarido y un poder para hacer trámites referentes al barco. Desconozco si la sociedad tuvo propiedades en Gibraltar u otras jurisdicciones, ya que la sociedad era de mi ex marido y la manejaba él. El poder me lo revocó -en 2004- Paolo por los conflictos originados en el divorcio y luego me lo otorgó nuevamente porque decidió vender el barco y necesitaba mi conformidad”, explicó Zulemita. Bertoldi hoy reside en Bahamas.

Miami

Zulemita y Zulema Yoma, en tanto, obtuvieron en febrero de 2002 un poder para operar la firma Menfield Holdings Limited. Siempre de acuerdo a los registros de Alcogal, en octubre de ese año la sociedad habría tomado un préstamo de la firma Broadbeach Inc por U$400.000 para la compra de propiedades en Miami. En el registro de la propiedad de Florida, sin embargo, no figuran inmuebles a nombre de esa firma. En febrero de 2004 una carta informó que Sofisa Holdings International “antes llamada Menfield Holdings Limited” revocó el poder a nombre de Zulema y Zulemita.

Consultada por el equipo argentino de ICIJ, Zulemita advirtió que “no adquirió ninguna propiedad a través de Menfield (o Sofisa)” pero reconoció le alquila “diferentes propiedades” en Miami a Broadbeach Inc. “Me comuniqué con la gente de Broadbeach y me informaron que no existen en sus libros constancia de un préstamo a Menfield”, señaló la hija de Menem.

El negocio argentino: la concesionaria frente a River

La concesionaria de Zulemita Menem
La concesionaria de Zulemita Menem


La concesionaria de Zulemita Menem

Zulemita no operó offshore solo para gestionar asuntos familiares. También acudió a Alcogal, junto con un socio, para emprender un vistoso negocio con una concesionaria Toyota, a quien representa desde hace 23 años.

De acuerdo a los Pandora Papers, el 29 de julio de 1999, una junta de directorio celebrada en Panamá de la firma Nustal Enterprises resolvió que “para el manejo adecuado de los fondos de la corporación era conveniente abrir una cuenta bancaria en el Guaranty Trust Bank con fideicomiso de garantía” que determinó que la cuenta “sea abierta y operada por Zulema Maria Eva Menem”, el nombre completo de Zulemita.

“Al inicio de una de mis actividades comerciales -con Toyota- resultó necesario la apertura de una cuenta con fondos de quien en ese momento era mi socio, a fin de garantizar un préstamo”, explicó Zulemita. La hija del expresidente se refiere a Jorge Cupeiro, una leyenda del Turismo Carretera que luego se dedicó a las agencias de autos deportivos y lujosos. Zulemita y Cupeiro -fallecido este año- fueron socios (con el 50% de las acciones cada uno) en dos empresas: Núñez Autos SA y Videncia SA, ambas inscriptas en avenida Figueroa Alcorta 7576, frente al Monumental, donde todavía funciona la concesionaria Toyota.

Según consta en los documentos presentados ante la Inspección General de Justicia (IGJ) y a los que accedió el equipo argentino de ICIJ, Núñez Autos SA sólo tiene un balance disponible que corresponde a su ejercicio de 1998, el primero. Cupeiro tenía 61 años y Zulemita, 28. En ese balance no consta ningún crédito con Guaranty Trust Fund. Sólo figura una deuda sin identificar por 1.086.314 pesos (por entonces equivalentes a dólares), que representaba el 75% del pasivo de la compañía. El negocio dio buenos resultados: solo en 1998, registró ventas por casi 4,7 millones de pesos/dólares.

Consultada por la firma de las Islas Vírgenes, Zulemita dijo que, cuando inició su actividad, Núñez Autos SA recibió un préstamo “que figura en los libros contables” de parte del Guaranty Trust Bank “que fue garantizado por Nustal Enterprises cuyos fondos fueron aportados por Cupeiro”. Agregó que “el préstamo fue oportunamente cancelado y liberada la garantía de Cupeiro”.

La concesionaria de Zulemita Menem
La concesionaria de Zulemita Menem


La concesionaria de Zulemita Menem

El Guaranty Trust Bank nació en Nigeria en 1990 como una entidad financiera y LLC (similar a una sociedad de responsabilidad limitada). Recién en 2002, tres años después de otorgar el crédito a Cupeiro y Zulemita, obtuvo licencia para operar como banco a nivel mundial y en 2007, se convirtió en el primer banco africano en cotizar en la bolsa de Londres. Hoy opera en Costa de Marfil, Gambia, Kenia, Ghana, Liberia, Tanzania y Uganda, entre otros países.

“Nustal Enterprises era de Cupeiro, no mía, y la cuenta bancaria nunca recibió fondos ni de mis padres, ni de ningún familiar”, agregó Zulemita. El equipo argentino de ICIJJ intentó durante las últimas semanas comunicarse con la familia de Cupeiro para conocer su versión de los hechos relatados por Zulemita. Sin embargo, la familia no respondió las reiteradas consultas que se realizaron a través de un familiar.

Respecto a la otra empresa que compartieron Zulemita y Cupeiro, Videncia SA, la sociedad también nació en 1998. En 2002, Zulema Yoma, madre de Zulemita y exesposa de Carlos Menem, sustituyó a Cupeiro en Vivencia SA y pasó a tener su 50% de las acciones, según consta en la IGJ.

Consultada para esta nota, Zulemita Menem dijo: “No estaría demás aclararles que todas mis cuentas en el país y en el extranjero están en mi declaración jurada impositiva”. En la AFIP, la hija de Menem está inscripta como autónoma categoría I y empleada de Núñez Autos. Zulemita agregó: “Respecto a los servicios del estudio Alcogal, ya no soy cliente del estudio. Por ser una persona políticamente expuesta, el estudio consideró oportuno no brindarme más sus servicios”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.